Luego de las entretenidas pero cada vez más exageradas películas de James Bond protagonizadas por Pierce Brosnan, la saga del agente al Servicio de su Majestad se redimió a si misma con un reinicio, un Bond rubio y con menos gadgets que, para sorpresa de muchos, terminó funcionando mejor de lo que se esperaba. Fue la inteligente y cautivante Casino Royale la que deslumbró, solo para que Quantum of Solance se mandase el tropezón. No es que la película me pareciese mala, pero simplemente es muy inferior y demasiado Jasonbournesca para mi gusto.

¿Que seguía para el agente 007? ¿Quantum acabaría la espera y sabríamos más de Bond 23? Al parecer,  no tendremos una respuesta inmediata. En AICN señalan que MGM habría cancelado la producción de la siguiente aventura del hombre que alguna vez portase una pistola de oro, o al menos siguen sin saber cuándo se reanudará la producción, mandando al demonio el proyecto que tenía a Sam Medes a la cabeza. Y sin respuesta oficial, es hora de especular.

Anteriormente la situación no parecía tan mala, considerando que el término repetido para graficar su status era “retrasada indefinidamente”. Era una situación que no significaba un parón para siempre, pero es cosa de ir analizando la línea de sucesos para darnos una idea en base a cómo ocurrió todo esto.

Primero entregaron información al respecto, armando la lista de regresos de viejos conocidos de la saga. Todo esto llegó acompañado de los rumores de siempre, las adiciones al equipo técnico y y la definición del nuevo encargado de llevar a cabo esta entrega (Sam Mendes).

Esto se fue al carajo tras los problemas financieros de la MGM, los mismos que afectan a The Hobbit y el estreno del remake de Red Dawn. Además está el hecho que Mendes ya está con las manos en otros asuntos, los que incluyen una versión para Broadway de “Charlie y la Fábrica de Chocolate“. ¿En qué terminaría Bond 23 con tal desastre en la producción? La respuesta parece obvia a estas alturas: esta supuesta cancelación no confirmada.

Con el retraso de la producción de The Hobbit (que podría terminar perdiendo a Ian McKellen), el problemático estado de MGM no es algo nuevo. Las películas de James Bond ya se han retrasado en el pasado, pese a que no es un personaje que pueda desaparecer fácilmente. No cabe duda que podríamos ver el regreso del espía en tres o cuatro años más, pero posiblemente sin Daniel Craig y tampoco sin Sam Mendes. Quizás otro reinicio y tal vez en 3D. Inclusive que nada de eso suceda, que esta cancelación no sea verdad y los derechos pasen a mejores manos. Ya todo parece posible cuando MGM está en el medio.

Desde Screen Rant

5 pensamientos

  1. La verdad nunca fui fanatico de james bond, pero casino royale me encanto!!! Dieron pasos agigantados para la franquisia. Pero con quantum creo que dieron varios pasos atras en lo que habian logrado. Lastima por daniel graig por que dio un papelón!!! Venga bond!! Venga graig!!!!

  2. YO SE QE LOS SEGUIDORES DE BOND VAN A MATARME: pero para mi casino royale es LA unica pelicula de BOND

Los comentarios están cerrados.