Aunque a Quantum of Solace le fue bastante bien en la taquilla, el resultado final de lo por la cinta dirigida por Marc Foster está bastante lejos de lo que consiguió la sólida Casino Royale. Quizás, fueron los detalles que la alejaron de las bases que conforman lo que define a 007. Sí, porque más allá del estilo de acción elegido, se echan de menos algunas cosas que estructuran lo que todos entendemos por el mítico Bond.

“Hemos terminado esta historia en lo que a mi respecta”, apunta Daniel Craig, en una entrevista con Collider, al tiempo que aclara que “Tenemos un gran grupo de villanos. Existe una organización que la podemos usar cuando queramos. La relación entre Bond y M (Judie Dench) está segura al igual que la existente con Felix (Jeffrey Wright)“. Así, como ve que la historia de los orígenes del agente secreto, y su consecuente venganza en torno a la muerte de Vesper Lynd, terminó para bien, la idea del futuro es dar el siguiente paso. Por eso, “tratemos de intentar y buscar desde donde vinieron Moneypenny y Q. Hagamos eso, y tengamos algo de entretención con ello“.

En Quantum, hechos como la clásica entrada o el aún más mítico “Bond, James Bond” fueron detalles que sumaron al resultado final. Para los fans, en todo caso, son más que simples detalles. Eso si, mientras se mantenga el estilo y no apliquen con gadgets demasiado locos, situación que sí favoreció al reinicio, el regreso de Q será bastante bienvenido. Más aún si llegamos a ver a gente de la onda de Hugh Laurie o Simon Pegg en el rol.

En cuanto al futuro: “nosotros aun no tenemos claro cuando haremos la siguiente Bond. Nadie está pensando en ello en este momento. Estamos descansando por el momento. Si puedo apretar algo durante el próximo año, lo haré… pero aun no he calculado qué es lo que será“, aclara Craig. La aventura número 23 de 007, por el momento, tiene fecha para el 2010.