Cinco millones de dólares. Eso es lo que Warner Bros. habría cancelado, según Indie Revolver, para comprar un avión de la Segunda Guerra Mundial que será utilizado y posteriormente destruido en la próxima película de Christopher Nolan.

Según el reporte, el avión, que podría haber pertenecido a la aviación alemana, será refaccionado para tener cámaras IMAX para ser usado en varias secuencias de Dunkirk. Pero una vez que terminen las labores, todo terminará de forma espectacular para quedar filmado en pantalla.

Obviamente algo como esto podría ser replicado por efectos digitales, pero si Nolan quiere algo, en Warner Bros. probablemente le dan en el gusto. Las cifras de recaudación de sus películas lo avalan.

No solo eso, considerando que su estreno está fijado para plena temporada de blockbusters en Estados Unidos, hay ciertas expectativas de que esta sea una película bélica que rinda por sobre la media en las boleterías, cortesía del gancho del factor Nolan después de todo.

De ahí que, con un presupuesto elevado y los futuros beneficios, esos cinco millones parecen poca cosa, aunque el gran punto es si una pieza de historia, por mucho que esté refaccionada, necesita ser destruida solo por el afán de hacer una película.

Anuncios

7 thoughts

  1. La destrucción del avión al inicio de TDKR fue espectacular. Tengo ganas de ver como destruye ma aviones.

  2. Podría gastar un par de miles de dólares para arrendar un estudio de grabación y hacer un puto audiocomentario para el Blu-Ray.

Los comentarios están cerrados.