Por largos años viene la promesa de The Irishman, una película mafiosa que permitiría que Martin Scorsese se reuniese con Robert De Niro, que Joe Pesci saliese del retiro y que Al Pacino se sumase para elevar las expectativas con altos grados de nostalgia por lo que fue la carrera de estos tres grandes actores en el pasado, ligados para siempre a esta tramas criminales.

Pero ahora la máquina finalmente comienza a avanzar, ya que Paramount Pictures está negociando con la productora Fábrica de Cine para los derechos de distribución internacional de la que sería lo próximo de Scorsese.

El proyecto es un drama mafioso sobre la historia de Frank Sheerman, el supuesto asesino de Jimmy Hoffa, el turbio líder sindical que supuestamente fue asesinado por la mafia y del que se desconoce el paradero de sus restos.

Recuerden además que esto marcaría una serie de reuniones, ya que Pacino trabajó previamente con De Niro en la maestra Heat y la completamente olvidable Righteous Kill, mientras que Pesci participó junto a la clásica dupla Scorsese/De Niro en Toro Salvaje, Buenos Muchachos y Casino.

vía Deadline

5 pensamientos

Los comentarios están cerrados.