El retraso en el estreno de la secuela de Avatar, posibilitó que Lucasfilm jugase con sus piezas y decidiese intentar replicar el éxito del Star Wars: The Force Awakens, moviendo el estreno del Episodio VIII a diciembre de 2017. Una decisión que al día de hoy sigue generando repercusiones en todo Hollywood.

Ahora en Warner Bros. decidieron mover la próxima película de Steven Spielberg, cuyo estreno originalmente también estaba contemplado para diciembre de ese año. Se trata de la esperada adaptación de la novela de ciencia ficción Ready Player One, que ahora dará el salto al 30 de marzo de 2018. Es decir, el Episodio VIII tiene cada vez más despejado el camino.

Ese movimiento en el calendario, también generó que Warner decidiese adelantar en una semana el estreno de una película relacionada con sus adaptaciones de personajes DC, que no sería otra más que el The Flash que protagonizará Ezra Miller. Dicha película llegará ahora el 16 de marzo de 2018.

6 pensamientos

  1. los demás estrenos no se quieren acercarse a star wars saga, por que creen q les volará la raja… lo cual están en lo correcto.

Los comentarios están cerrados.