La decisión de Lucasfilm y Disney de mover el estreno del Episodio VIII de Star Wars en más de seis meses, con el objetivo claro de replicar el éxito colosal sin mayor competencia que tuvo The Force Awakens, ya genera efectos colaterales.

En primer lugar, Disney ahora estrenará Pirates of the Carribean: Dead Men Tell No Tales en la fecha que originalmente estaba estipulado el estreno de la próxima Star Wars, el 26 de mayo de 2017, dejando vacante su estreno original programado para 7 de julio de ese año.

A partir de ahí, The Wrap informó que Sony decidió adelantar su nuevo reinicio de Spider-Man en tres semanas, para lanzar la película del arácnido – en la que finalmente se involucrará Marvel Studios – tres días después de la Fiesta Patria de Estados Unidos.

Por ahora no hay otra película programada para ese 7 de julio, pero la adaptación del videojuego Uncharted y Despicable Me 3 llegarán al cine la semana anterior.

4 pensamientos

  1. como primero hablas de una peli del 2017 y despues de los piratas del 2016 me enrede un poco. spider-man finalmente se estrena en julio de 2017? o en julio de este año?

Los comentarios están cerrados.