De acuerdo a Deadline, en el estudio Paramount está negociando para hacerse de los derechos para Estados Unidos de la próxima película de Martin Scorsese, con el objetivo de estrenarla el próximo año con los Oscars 2016 en la mira.

La película en cuestión es Silence, adaptación de una novela histórica ficcionalizada de Shusako Endo, la cuál ya cuenta con financiamiento para abordar la historia de dos sacerdotes jesuitas portugueses que viajan a Japón durante el Siglo XVII, para investigar el reporte de que su mentor cometió apostasía. Es decir,  la renuncia, la abjuración a la fe cristiana. Todo esto en un escenario en el que los cristianos son perseguidos, torturados y obligados a pisar con los pies descalzos crudas imágenes talladas sobre Jesús.

La idea es que Silence se filmará en Taiwán este año y, si todo sale como lo planeado se estrenará en noviembre de 2015. Además, el elenco ya tiene asegurados a Liam Neeson, Andrew Garfield y Adam Driver para los roles principales, junto a Ken Watanabe.

¿Qué les parece la idea tras esta película?

Un pensamiento

Los comentarios están cerrados.