the-wolverine

Hace rato está más que claro que la nueva película de Wolverine, que tira pinta a partir de su adaptación de una clásica historia del personaje en los cómics y que está a la sombra sólo por lo que fue la anterior centrada en sus orígenes, estará situada después de lo que fue X-Men: The Last Stand de Bret Ratner.

Pero ahora en conversación con EW, James Mangold aclaró que no será precisamente una secuela y la decisión de situarla después de la tercera película de los mutantes tenía que ver con el enfoque que quieren para lo que debe interpretar Hugh Jackman, más que presentar qué diablos sucede después. De hecho, afirma que aunque está situada después de X-Men 3, “no la llamaría una secuela de X-Men 3“.

“Sentí que era realmente importante encontrar a Longan en un momento esdo fuese despojado de sus deberes con los X-Men, sus otras lealtades, incluso de su propio sentido de propósito. Estaba fascinado con la idea de presentar a Logan como un ronin, la defición de lo que es un samurái sin maestro, sin propósito. Una especie de soldado cortado. La guerra terminó.

¿Qué es lo que tiene para hacer? ¿A qué se enfrenta? ¿En qué crea ahora? ¿Quiénes son sus amigos? ¿Cuál es su razón para estar aquí?, creo que todas esas preguntas son especialmente interesantes cuando tratas con un personaje que es esencialmente inmortal”

The Wolverine se estrenará el 25 de julio en cines nacionales, a partir de un guión de Christopher McQuarrie y Mark Bomback, a partir de la historia “Wolverine” de los cómics por Chris Claremont y Frank Miller.

9 pensamientos

Los comentarios están cerrados.