En bastantes ocasiones debemos temer más a los vivos que a los muertos. Y la británica The Wicker Man es un ejemplo de ello. No me refiero a la triste versión protagonizada por Nicolas Cage, sino al original estrenado durante ese verdadero año del terror: 1973. Sí, digo ehmmm… me refiero a que lo es porque también se estrenó El Exorcista. ¿Vale?. El asunto es que la historia nos traslada a un entorno rural en donde un grupo de humanos se dedica a vivir la vida loca arcaica en una isla de Escocia. En medio de la situación, existe una desaparición equis en donde un policía católico, el Sargento Howie (Edward Woodward), recibe una carta e inicia una investigación que lo lleva a escuelas progresistas, adoraciones fálicas, sexo en la campiña y en donde todos los habitantes niegan haber visto a la supuesta niña perdida en este pseudo paraíso comandado por  el gran Christopher Lee.

La escena que verán a continuación es el clásico final de la película. Si vieron el remake y no el original, probablemente se sorprenderán por la notable diferencia de locura pagana efectiva que no fue rescatada por la versión contemporánea. Si no han visto ninguna de las dos, olvídense del remake y apliquen con el original. Den una revisión a la película durante esta jornada, vuelvan y después comentan esta secuencia, quizás una de las peores formas de morir: rodeado de gente de mierda cantando. El reciente pulentoso Jesuscraiststock de la Plaza Italia con Luis Palau no es nada en comparación.

MALinks:

6 pensamientos

  1. El remake es tan malo que fue la razón por la cual ya no voy al cine a menos que averigue bien de que trata la pelicula y si alguien la recomienda.
    Ya nunca más ir a ver recien en la cartelera cual es la que se vea mas interesante, no me vaya a tocar otra como la de nicolas cage.
    En fin, no veré el final ahora, mejor espero a ver la pelicula entera

  2. La única palabra que me viene a la mente es desesperación… una mezcla de bronca, miedo, angustia e impotencia… es terrible…. (@_@)

  3. Una joya no solo cinematógrafica sino también antropológica, gracias a Dios, se ha podido rescatar parte del metraje original para la ultima versión en DVD, del cual, el mismo maestro Lee, se siente muy orgulloso (y quien no).
    Gracias por postearla en esta fecha.

  4. Recuerdo que esta película la vi en TV abierta. La pasaron por canal 5 (UCV-TV) y la vi en mi IRT a color de 14″. El final siempre lo recordé porque no podía entender como los giles cantaban felices mientras el otro compadre se freía por completo dentro del mono de madera.

    La película me marcó, Nunca la olvidé pero siempre que hablaba de ella nadie me entendía porque mis compañeros de colegio nunca la vieron….es como hablar de «El Hombre Lente» (animación) son contados con los dedos aquellos que la vieron….

  5. La idiotez del ser humano que quiere imponer sus tradiciones por sobre otras culturas.

    Le dices a una comunidad que practica ritos paganos unas cuantas verdades y los amenazas con echar abajo el chiringuito… y te quiern matar No seria consecuente que si sabes que vas a morir, morir con la frente en alto, creo que si.

    Como todos han visto la pelicula entenderan porque digo lo que digo.

    que esten muy bien,bendiciones

    Au revoir.

Los comentarios están cerrados.