Scott Pilgrim, el cómic, es una gran historieta no solo por el arte de Bryan Lee O’Malley o el excepcional trabajo que realizó el autor para la conceptualización de sus personajes, sino que también por el mundo juvenil que crea, estableciendo una historia divertida y emotiva, que brilla con los elementos de videojuegos y cultura pop y que la forja notablemente en el papel.

Scott Pilgrim, la película, es una gran adaptación que hace eco de todo lo anterior para generar un trabajo adelantado a su época y que logró rescatar a la esencia de las viñetas a la perfección, pese a que se hizo en un contexto en el que el cómic aún no publicaba su final. Claro que a diferencia de Game of Thrones, Edgar Wright y su equipo llevaron a cabo un cierre que no decepcionó.

Scott Pilgrim, el videojuego, no se quedó atrás en esa tarea de trasladarnos a la aventura que nos lleva a enfrentar a los exnovios de Ramona Flowers. Este también es un viaje de descubrimiento para enfrentarnos a grandes peligros, siendo traslado a un entorno de bit que saca partida a todo lo que rodea a Scott y compañía.

En esa línea, la edición completa de Scott Pilgrim vs. The World: The Game, lanzada recientemente por Ubisoft, no representa mayor novedad para todos aquellos que ya jugaron al videojuego en su lanzamiento inicial hace más de una década. A lo más su mayor novedad podría generarse si nunca accedieron a los dos DLC (contenidos descargables) que fueron desarrollados para el videojuego, pero el resto es lo que ya jugaron en Playstation 3 o Xbox 360.

De ahí que, si ya lo jugaron, este relanzamiento representa solo una oportunidad para revivir, en una nueva plataforma, a un sólido beat ‘em up que sigue la línea clásica de las apuestas side scrolling, en donde tienes que avanzar por un nivel – de izquierda a derecha – eliminando a cuánto enemigo se te cruce en el camino hasta llegar a la meta.

Ahí está, por ejemplo, el atractivo diseño de niveles, una buena variedad de rivales para machacar sin perdón, algunos elementos para desbloquear en la ruta – incluidos tipos de ataque para sumar al arsenal – y la posibilidad de hacer uso de armas para eliminar a los enemigos.

Básicamente, es el divertido juego brawler ya conocido, sin ningún tipo de modificación. Aunque se encontrarán de vez en cuando con problemas asociados al agarre de las armas, pero lo más relevante es que disfrutarán de su excepcional soundtrack realizado por Anamanaguchi, sufrirán si no median bien los tiempos con los rivales que están en pantalla o deberán dar con los subespacios para acceder a bonus.

También tendrán que realizar algunas tareas repetitivas para seguir la máxima: resguardar a toda costa su energía antes de llegar al jefe de cada nivel. Y si lo juegan con más jugadores, puede llegar a ser una experiencia caótica como las de antaño en arcade.

Ahora, si nunca han jugado Scott Pilgrim, este videojuego es una gran propuesta de vieja escuela que los puede cautivar eliminando enemigos por doquier, sufriendo un poco la gota gorda si es que no logran adecuarse a su dificultad y simplemente maravillarse con la historia, el entorno y las luces de la adaptación de un mundo tan atractivo como el que logró Bryan Lee O’Malley.

Al mismo tiempo, aunque hay mucho enemigo repetitivo, como sucede en todos los beat ‘em up, Scott Pilgrim está más en un terreno de los buenos juegos de este estilo, ya que los niveles tienen detalles que hacen variar la experiencia. El camino de cada nivel agrega variaciones para evitar caer en la rutina y, más importante, todos los jefes tienen características llamativas en su accionar.

Matthew Patel, Lucas Lee, los poderes veganos de Todd Ingram, la ninja Roxie Richter, los gemelos Katayanagi y el poderoso Gideon son condimentos esenciales para hacer de toda la travesía una aventura muy divertida e inclusive de repetir, ya que en ocasiones hay que volver a antiguos niveles para lograr alguna mejora o simplemente desbloquear algo que no lograste. Y que eso sea divertido en un gran logro en un beat ‘em up.

Aún cuando ha pasado tanto tiempo desde su lanzamiento, Scott Pilgrim vs. the World: The Game – Complete Edition se mantiene con este revival como una gran alternativa. A pesar de que la obra base se encuentra en un punto distinto al de hace más de 10 años, de todas formas este videojuego es una realización que tiene detalles soberbios que solo generan lo importante: elevar al mundo de Scott Pilgrim. Es decir, siempre será bueno leer el cómic, ver la película e inclusive poner las manos sobre el control para disfrutar de esta aventura.

El videojuego ya está disponible en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, Microsoft Windows y Stadia. Al mismo tiempo, por retrocompatabilidad también se puede jugar en Playstation 5 y Xbox Series X|S. Esta última fue la plataforma utilizada para esta reseña.

El videojuego ya está disponible en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, Microsoft Windows y Stadia. Al mismo tiempo, por retrocompatabilidad también se puede jugar en Playstation 5 y Xbox Series X|S. Esta última fue la plataforma utilizada para esta reseña.

Publicado en Mouse

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s