Cuando fue anunciado Marvel’s Spider-Man: Miles Morales, no pocos pensaron que se trataría de un mero DLC glorificado del exitoso primer videojuego. Con el tiempo, cuando se dieron a conocer más detalles de su propuesta, igual no pocos siguieron dudando de si se sentiría o no como una apuesta completa.

Pero ahora, tras tomar el control en su versión de Playstation 4, simplemente debo remarcar que este título refuerza su propia experiencia. Es algo que concreta principalmente gracias a la travesía que realiza para establecer a Miles Morales como un Spider-Man en toda su regla.

Aquella tarea no es menor. Al día de hoy la película animada Spider-Man: Un nuevo universo sigue siendo considerada como una de las adaptaciones audiovisuales más prodigiosas de los superhéroes, precisamente por cómo establece el concepto del multiverso, la idea de que todos sus Spider-Man son Spider-Man y el hecho de que Miles Morales tiene argumentos de sobra para no ser considerado como una versión junior de Peter Parker.

La película le dejó en claro a todo el mundo, especialmente aquellos que no lo conocían de los cómics, que Miles es más que eso.

En esa línea, este videojuego toca ese mismo tipo de teclas, pero sacándole partido a las propia interactividad que define a un videojuego. Ese último factor también hace destacar a Marvel’s Spider-Man: Miles Morales respecto a lo que ya hizo Marvel’s Spider-Man.

En septiembre de 2018, cuando me tocó revisar a esa apuesta, remarqué que se trataba del juego definitivo que rescataba a la esencia del arácnido, abrazando por completa la máxima de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Palabras mayores para un videojuego del superhéroe Marvel por excelencia.

Al mismo tiempo, la simbiosis de la experiencia de un entorno interactivo con nuestro manejo del control lograba un milagro especial: nos daba la posibilidad de no solo ser un espectador o un explorador tangencial de las aventuras del vecino amistoso, pues dábamos un salto al interior de un mundo que antes solo podíamos ver en las viñetas. ¿Qué te diriges al próximo capítulo de la historia principal? Pues de la nada apareció una actividad criminal y no la puedes dejar pasar, porque Spider-Man nunca lo haría.

Lo más importante es que esta nueva entrega abraza esa misma experiencia, pero con su propia personalidad. La de Miles. Y eso lo justifica por completo.

Obviamente la base es similar a lo ya hecho por Insomniac Games. La ciudad, el sistema de combate, los movimientos, la exploración, los desafíos y las mejoras de trajes siguen la línea ya establecida por el juego anterior. Está todo ahí, pero marcando un contrapunto entrelazado directamente a la condición de Miles como un héroe novato.

De regreso a la Gran Manzana

Situado un par de meses después del fin del juego anterior, la historia de esta secuela nos sitúa de inmediato en medio de la acción. Miles, tras avanzar en sus primeras fases de entrenamiento, debe colaborar con Peter para detener a un Rhino desatado.

En medio del combate, que nos lleva a toda velocidad a través de la ciudad de Nueva York, Parker es noqueado y Morales debe actuar para salvar el día. Pero justo cuando todo parecía perdido, el nuevo héroe saca a relucir una habilidad única: un veneno spidey, una especie de descarga de energía bioeléctrica que le permite derrotar al supervillano.

A partir de ahí, la historia establece en sus primeros minutos a un Miles que queda a cargo de la ciudad debido a que Peter acepta acompañar a Mary Jane a un trabajo en el extranjero.

Pero no pasa mucho tiempo antes de que una amenaza comience a acechar a la Gran Manzana, estableciendo a un grupo de maleantes – los Underground – que usan refuerzos de tecnología energética para causar estragos a los intereses de la corporación Roxxon. Y en medio de sus destrozos, poco a poco el poder único de Miles se transforma en una clave para salvar el día, ampliando las posibilidades de sigilo y concatenación de golpes.

Sin entrar en más detalles de la historia, este nuevo videojuego tiene todo lo que esperan de la ahora franquicia de Marvel’s Spider-Man. El sistema de combate involucra elementos básicos, aéreos, de veneno y también de sigilo, permitiendo generar combos largos, evasiones milagrosas y jugadas técnicas con las telarañas. Es el mismo sistema del juego anterior, pero inicialmente más light debido a la inexperiencia propia de Miles.

El mapa de Nueva York es prácticamente el mismo, mientras que adicionalmente se establecen una serie de misiones familiares. Por un lado están los desafíos de entrenamiento que dejó Peter Parker, que están en la línea del rol que tenía Taskmaster en el primer juego, mientras que al comienzo también hay que buscar una serie de cajas de los Underground que nos dan acceso a la recolección de piezas tecnológicas para mejorar nuestro traje, modificadores de visor y accesorios. Estos últimos abren el abanico de habilidades para nuestro combate.

A esos elementos también se suman las fichas de actividades, las cuales también son necesarias para los upgrades y en la historia tienen relación con la implementación de un aplicación de “Vecino Amistoso” en el spidey teléfono. A pesar de los llantos de J.J. Jameson, la ciudadanía pide ayuda a Miles de diversas formas, con algunos solicitando investigar problemas en la ciudad o simplemente quieren tomarse una selfie con el héroe.

Los trajes a disposición son menos que los que tenía Peter en el primer juego, pero hay para todos los gustos. Está el deportivo inicial, en el que Miles simplemente usa su ropa de calle, para luego de paso a un traje de “una gran responsabilidad” que es el que nos entrega Peter. Pero también hay uno casero y uno llamado “Un nuevo universo”, al estilo animado, que es el que preferí usar 24/7.

Es decir, está todo lo que esperan a partir del juego anterior.

En términos de alcance, Marvel’s Spider-Man: Miles Morales inevitablemente es un juego más pequeño que su predecesor, pues rápidamente notarán cómo acumulan el avance de juego si comienzan a solo centrarse en la historia principal. En las primeras tres horas ya había acumulado alrededor de un 15% y eso que generalmente le dedico un tiempo no menor a las misiones secundarias.

De todas formas, igual aquello le permite también enfocarse más en la propia travesía de Miles, sus carencias y anhelos, lo que va directamente relacionado al peso de estar siempre siendo comparados con el original. Ya sea que eso se trate de Peter Parker o del propio primer juego.

Pero lo mejor de este videojuego es que tiene otra perspectiva, no solo porque Miles viva en el Harlem, nuestra aventura presenta algo distinto de Nueva York o que la historia se desarrolle inicialmente en el marco de la Navidad. También se debe al cómo Miles responde a sus responsabilidades como héroe, sus preocupaciones familiares debido a la misión política que comienza su madre y su experiencia como parte de una minoría.

Aquello es lo mejor del videojuego, ya que en sus mejores momentos te hacen sentir lo que le sucede a nuestro querido nuevo Spider-Man y la importancia de colaborar como un vecino amistoso. Para ello le dan su propia identidad a Miles, quien no tiene problemas con cambiar el canal y dejar de escuchar a J.J., para no seguir la tortura a la que se somete Peter.

En el camino están ese tipo de pequeños guiños, pero también están los grandes momentos de la historia principal que profundizan en la tragedia – ya que el padre de Morales murió en el primer juego – y el sentido del deber que deben marcar a todos los Spider-Man, ya sea que se llamen Peter, Miles o Gwen.

Y esa es la gran gracia a fin de cuentas, ya que al enfocarse en un héroe como Miles, crean una historia propia que no es tan grandilocuente como en el juego anterior, en donde toda la ciudad quedaba sitiada en un momento, pero que sí se siente más personal. Y esa siempre ha sido una de las claves del héroe arácnido de Marvel. Sea cual sea.

Publicado en Mouse

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s