Lo siguiente incluye spoilers.

Aunque existían muchas expectativas, el Batman de Tom King no ha estado precisamente a la altura de lo que se esperaba del autor de Grayson. No es para nada un mal cómic, pero al frente de Detective Comics, que en los últimos años ha sido tratado como el título menor del hombre murciélago, no tiene mucho que hacer. El otro es el cómic superior.

Pero aunque este título se mantiene como uno de los más vendidos mes a mes, y en sus primeros números se la jugó por introducir a nuevos personajes, inevitablemente ahora entró en un terreno demasiado familiar. Repito, en exceso familiar.

Claro, esta nueva etapa de Rebirth por un lado propone gestar un nuevo camino, pero también busca recuperar lo que se ha perdido para reencantar a los fans. Y parte de eso inevitablemente involucra guiños a clásicas historias de sus personajes.

En el caso de Batman #10, publicado este miércoles en Estados Unidos, el murciélago tiene un objetivo muy claro: hacerse del  Psycho-Pirate, aquel villano que siempre tiene nexos con los problemas del multiverso DC, o romperá la espalda de Bane, quien ha dejado el mal hábito del veneno que lo ha hecho poderoso.

Sin embargo, Bane, que tiene bajo su alejo al Pirata, es conocido precisamente por romper al murciélago y lo puede hacer con o sin drogas.

Así es que como era de esperarse, inevitablemente la promesa de Batman no se cumple. De hecho, todo llega al mismo punto que en la historia de La Caída del Murciélago, aunque de una forma menos gráfica.

batman

La espalda. El crack. Los recuerdos de aquella etapa más conocida por el hype promocional de 1993 que por su calidad. Todo eso se nos viene al recuerdo de un paraguazo.

Sin embargo, este Batman no está derrotado. Aunque Bane tiene la ventaja de la localía, y envía al murciélago a una muerte aparentemente segura en una celda que comienza a llenarse de agua, Batman se recompone para demostrar una habilidad digna de Wolverine: SANARSE A SI MISMO.

Así, tal cual. La idea del Batman preparado para todo en su máxima demostración gráfica, sanándose su espalda.

batman-2

Y para terminar el número, sigue con la misma idea. En el round 3 quiere romper la espalda de Bane.

batman-3

Obviamente el resultado en Batman #11 no será el mismo.

Anuncios

11 thoughts

  1. Y una mierda!! Ahora uno se sana una espalda rota, solo colocandosela en su lugar? Si claro es lo mismo que dislocarse un hombro ahh y te quedas tan tranquilo como antes…

  2. Los superheroes siempre han sido para niños por más que los quieran envolver en supuestas historias maduras. En ocasiones pelean con extraterrestres o magos y en otras sanan su columna vertebral rota de esta manera. Entiendan estas historias por lo que son realmente y serán más disfrutables.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s