Este miércoles apareció Suicide Squad #2, un cómic en el que DC Comics está invirtiendo un montón no solo por la película que se estrenó, sino por el éxito que está teniendo todo lo que involucra a Harley Quinn en los cómics.

Por eso uno de sus dibujantes es Jim Lee.

Pero en este nuevo número, cuya historia corre a cargo de Rob Williams, se concretó un recordatorio de esta serie: nadie está a salvo.

En este caso, la parca visitó a uno de los clásicos componentes del equipo.

ss-1

Kabom. Papilla de Boomerang.

ss-2

Esta no es la primera vez que muere el personaje, ya que previamente estiró la pata asesinando al padre de Tim Drake en Identity Crisis, solo para volver al mundo de los vivos en Blackest Night.

vía Bleeding Cool

Anuncios

4 thoughts

Los comentarios están cerrados.