Este sábado a los 81 años murió Kenny Baker, el actor conocido por estar ligado a Star Wars al dar vida a R2-D2 en gran parte de la saga. En una época en la que no existía el CGI, Baker se metió dentro del armatoste para dar la ilusión de movimiento con el popular droid.

Aunque su último nexo con Star Wars fue The Force Awakens, y fue reemplazado para el recientemente filmado Episodio VIII, innegablemente su nombre estaba ligado a la franquicia desde aquella primera película de 1977.

Pero Baker también tuvo roles menores en The Elephant Man, Time Bandits, Willow, Flash Gordon, Amadeus y Labyrinth, además de salirse del traje de R2D2 para interpretar al Ewok que se roba el speeder en El Regreso del Jedi.

Pese a que técnicamente solo fue parte de un elemento técnico para dar vida al personaje, y no algo netamente interpretativo, de todas formas su nombre nos lleva de lleno directo a una época en la que no existía toda esta cultura de digitalizar todo personaje no humano.

Y el aspecto físico siempre aporta el elemento de credibilidad para ese tipo de personajes, que actualmente pierden puntos ante la extrema dependencia de los efectos digitales. Por eso R2-D2 se sentía más vivo con Baker dentro que en aquellas secuencias digitalizadas en donde se les ocurrió hacer volar al droid.

r2d2 2

r2d2

kenny-baker-photo

Anuncios

11 thoughts

  1. Más que un hombre, lo que está muriendo es toda una época. Una increíble y maravillosa época, diría yo. La que a muchos nos hizo realmente imaginar y que por eso esta nueva época todo-desechable nos sabe a poco o nada.

    Buen viaje Kenny.

  2. Y bueno es inevitable, con el tiempo se irán apagando los iconos de una franquicia tan importante y relevante para el cine y la literatura de ficción pero siempre serán parte de nuestra cultura pop y nuestro cariño como personajes entrañables y que por agua razón, fuera de lo racional, llegan a nuestros corazones. Que la fuerza lo acompañe.

Los comentarios están cerrados.