En un artículo centrado en los desafíos de HBO, y los problemas que tiene que enfrentar como la joya de la corona del conglomerado Time Warner, en The Hollywood Reporter abordaron los problemas que afronta la adaptación televisiva de Westworld que comanda la productora Bad Robot y que cuenta con el trabajo de Jonathan Nolan como creador.

La serie, que debía haber debutado el año pasado, paró su producción y THR asegura que HBO tomó control de la producción, luego de que fuese producida por Warner TV, debido a choques con Nolan, quien buscaría ejercer tanto control como el que tiene su hermano Chris Nolan en sus producciones cinematográficas.

THR agrega que los guiones comenzaron a demorarse luego de que los cortes desde la producción comenzaran a interferir lentamente, dejando en claro que los capítulos que ya habían grabado requerirían un nuevo proceso de grabaciones para corregir la situación. Luego, una vez que se paró la producción, HBO habría persuadido a Nolan a «poner su ego de lado», por lo que habrían añadido dos productores y dos guionistas adicionales para enmendar el rumbo de cara a una producción que volverá a retomarse en marzo.

«En la TV abierta, era una rutina para nosotros en Person of Interest escribir y grabar al mismo tiempo, pero este es un animal completamente distinto y mientras nos acercábamos a los últimos episodios, nos dimos cuenta que necesitábamos tomarnos una pausa para ponernos al día con la escritura», explicó Nolan en su momento sobre esta situación.

Y con todo eso, ante la necesidad de HBO por tener un nuevo hit ante el inminente fin de Game of Thrones, en THR dicen que «la sería ahora podría ser empujada al 2017», lo que demoraría su estreno en más de un año de lo previamente estipulado.