Cada película de Rocky es una lucha contra la adversidad. La adversidad de ser alguien de escasos recursos que tiene que luchar contra un rival superior (1 y 2). La de dormirse en los laureles (3). La adversidad de enfrentarse a un desafío insuperable (4). De confiar en aquellos en los que no deberías confiar (5). La de demostrar que aún puedes cuando todos te dicen que tu tiempo pasó (6). Cada secuela siguió esa línea.

La saga es la epítome del underdog y Rocky Balboa fue un final perfecto para su saga. Y Creed, por un lado, lucha contra la adversidad de demostrar que aún hay cosas interesantes que abordar sobre Balboa después del “final feliz”. Y vaya que lo logran.

Remarcando que la vida sigue su curso hacia ese inexorable final que no se puede eludir, también nos dicen que antes de estirar la pata, siempre hay sentimientos y situaciones que a un hombre, ya sea joven o viejo, que pueden impulsarnos aunque nos dejan más groggy que cualquier puñetazo. En Creed toman un legado, tanto narrativo como cinematográfico, para demostrar que una aparente “mala idea” puede hacerse muy, muy bien.

creed1

Aunque Creed no es sólo una película sobre Rocky, tampoco olvida a aquellos vacunos que esta saga golpeó. Encuentran su propio camino, presentan nuevas adversidades que enfrentar, pero sin olvidarse del legado y la carga que implica tener a Sylvester Stallone en su rol más icónico.

Abrazando la idea del legado, aquí se centran en un nuevo personaje que tiene que luchar contra una adversidad bien particular: salir de la sombra que ejerce la leyenda de su padre. Uno al que no conoció, uno del que todos hablan bien, uno que todos recuerdan como uno de los más grandes de todos los tiempos.

Creed es la presentación de un joven llamado Adonis Johnson, quien desconoce su lugar en el mundo. No sabe a dónde pertenece. Supo lo que es vivir bien abajo y que también supo lo que es vivir con muchas comodidades. Adonis es un paria que no es ni de aquí ni de allá y que no puede cumplir su objetivo de ser boxeador. No se conforma con pegar algunos puñetazos en recintos de mala muerte al otro lado de la frontera. Peor aún, por la vida que vivió a partir de su adolescencia, y la forma en que su padre murió, nadie cree que está preparado para ponerse los guantes de box como corresponde.

creed4

A partir de ahí, y tocando con respeto y un nuevo giro las teclas que ya tocó Rocky, Adonis solo tiene una ruta: recurrir al viejo amigo/rival de su padre para entrenar como se hacía en la vieja escuela, persiguiendo pollos y corriendo a través de las calles de Filadelfia, dando hasta la última gota de sudor del cuerpo, para lograr el objetivo de ganar las peleas y el respeto sobre el ring.

Pero la cosa no es fácil, ya que en Creed agregan un par de elementos que le suman sustancia a todo su relato. Por un lado, ni Rocky ni su ciudad son lo que antes eran. Balboa está más solo que nunca y tampoco es precisamente Mickey, su viejo entrenador, para entregar conocimientos. Si bien Mickey buscó la gloria que no tuvo puliendo un diamante en bruto, este viejo Balboa carece de proyecciones más allá de vivir el día a día.

Rocky ni siquiera tiene el hambre de continuar, lo único que quiere es tomar su silla, sentarse al lado de las tumbas de aquellos a los que más quiso – su esposa y su cuñado – esperando que se le acabe el tiempo a su reloj. La escena más emocional de año para mi estuvo en esa breve secuencia en Creed. Te dice todo lo que necesitas saber sobre el estado de Rocky.

creed2

Pero las películas de Rocky no solo eran sobre boxeo, sino que también son sobre encontrar a alguien con quien pasar el resto de tus días. En Creed, Adonis se relaciona con una mujer independiente, con una discapacidad física creciente, pero que no es precisamente Adrian en términos de carácter. Esa relación es el contrapunto para toda la batalla que tiene Adonis para demostrar que puede ser mejor.

Michael B. Jordan está notable en ese rol, que exuda confianza y también respeto, demostrando que Los Cuatro Fantásticos solo fueron un punto negro en su ascendente carrera. Su trabajo como Adonis impulsa a creer que un boxeador ficticio está tan vivo como uno real y eso es algo que siempre consiguió Rocky.

Claro que Adonis no es un réplica de Apollo, tampoco de Rocky. Este joven peleador tiene sus propias características, es enojón y enfocado, pero por sobre todo tiene la necesidad de demostrar que sí puede, que aunque nadie confíe, no hay que ser el favorito para ganar. Solo basta con ser el más decente en su trabajo, en el día a día, para lograr su objetivo. Y eso es algo que está en el corazón mismo de esta saga que buscan continuar.

creed3

Pero Creed, por sobre todo, es exitosa en lograr lo que se propone, sin caer en la fórmula ni en la nostalgia mal entendida de The Force Awakens p Jurassic World. Una situación que se da en gran parte por el trabajo de Ryan Coogler, quien co-escribió y dirigió la película. Y lo hace demostrando una evolución de aquellos pergaminos que ya había demostrado en Fruitvale Station.

Si bien la historia y los elementos narrativos de Creed funcionan muy bien, y son los que nos hacen valorar todo haciendo paralelos y guiños a todo lo que es una película de Rocky, también Coogler da un tremendo gancho en términos de dirección, encontrando su propia ruta en el lenguaje de cómo presentar los combates de boxeo y las clásicas sesiones de entrenamiento que forman parte de la esencia de la saga que esta película busca continuar de forma independiente.

Visualmente, Creed tiene su propio lenguaje sobre el tinglado, modernizando todo lo que se había hecho con anterioridad, entrando al ring, moviéndose con gracia entre los luchadores, sin centrarse meramente en las tomas icónicas de ring completo que han caracterizado a las películas de boxeo desde la época de Rocky o el Toro Salvaje. Hay información sobre cada luchador, hay acercamientos a los golpes, hay una forma de transmitir la idea de que cada pelea, cada brutal enfrentamiento contra otro ser humano sobre el ring, es relevante. Inclusive ante sparrings. Gonna Fly Now.

creed5

Desde su pelea con una toma larga notable, al uso de aquella clásica música de Bill Conti en el momento indicado en vez de un abuso nostálgico, Creed cobra vida en el ring y es una gran película en términos visuales sobre boxeo. Pero al mismo tiempo, también es una que, como en las mejores Rocky, logra establecer una conexión con las motivaciones de sus personajes principales, entendiendo a Rocky tanto o mejor que varias de las secuelas que escribió el propio Stallone.

Rocky, un padre con un hijo que no lo entiende, y que ya ni siquiera vive en el mismo país, encuentra a un hijo sin padre que está impulsado por el boxeo, quien está dispuesto a demostrar que el legado son más que estatuas o viejos recuerdos en video.

El legado se puede continuar proyectando, entregándose con esfuerzo, para que un poco de Rocky siga sobre el ring pese a que colgó sus guantes hace años.

Creed supera la adversidad más importante que debía confrontar, ya que el Italian Stallion encuentra aquí a un digno sucesor y eso es algo que no esperaba encontrar cuando se anunció esto como mera idea. Un objetivo logrado en una película que inclusive logra subir escalones tan altos como la mejor de las Rocky. Siempre recibiendo golpes, pero avanzando hacia adelante ante cualquier adversidad.

21 pensamientos

  1. Sly no se caracteriza por ser un actor de carácter por así decirlo, de echo su filmografía pasa más por un trabajo físico y gestual que dramático, pero Rocky, su personaje (de puño, letra y cabeza) es lejos su trabajo más icónico y merece con creces ganar un Oscar como mejor actor secundario en CREED, que de seguro se lo darán también por trayectoria aprovechando la instancia. Sly ya perdió en la categoría mejor actor el ’76 cuando fue nominado, claro que esa vez gano Robert De Niro por Taxi Drive (cuando realmente eran fuertes esas competencias). Gran película y MBJordan las tiene todas para ser un digno sucesor de toda la saga.

  2. Buses Eme y ctm, viaje de conce a stgo y los qliaos la pusieron, tube que dormir, jugar candy crash y todas las weaa que tenia en el celular para no verla pero igual me spolie algo, pero la voy a ver mañana y la voy a disfrutar mas !!!

  3. La escena del trote de Creed le toca el corazón a cualquier humano, ni sé lo que gritaba el tipo, pero el cuadro está tan cargado emocionalmente hablando que te haces una idea de lo que puede estar diciendo mientras salta mirando a su entrenador y rodeado de motocicletas y cuadrimotos… es la media escena, la embarró.

  4. Fui a verla con mi papá el jueves al cine (él es fanatico de rocky) y nos encanto a ambos, Sly se manda la mejor performance de toda su carrera con una historia que le rinde homenaje a la cinta original pero sin nunca perdiendo el rumbo dentro de su propia identidad.

    Esa primera pelea hecha en una sola toma me volo la cabeza, aun sigo pensando en ella, y todos los laureles se van a Ryan Coogler, Fruitvale Station lo puso en el mapa pero Creed lo consolido como un gran director, la manera como maneja el drama es a punto.

    Maestra pelicula, pulento review.

  5. Vi la película y me encantó, me sorprendió lo fresca qué se veía la película a pesar que se podría considerar que es la séptima de la saga Rocky.
    Algo que nunca me termino de cerrar fue la edad de Adonis, según mis cálculos debería tener sobre 31 años, sacando las fechas, es una tontera, pero me tuvo sacando las cuentas.
    Ahora, respecto a la comparación con Star Wars TFA, me parece absolutamente injusta. Cuando anunciaron Creed, alguien daba un peso por la idea, más parecía info para Hollywood en la B. Una película con presupuesto limitado de 35 millones, le da espacio al director para desarrollar para trabajar “más tranquilo” y plasmar su visión. Algo muy diferente a una producción como SWTFA de 200, qué tenia expectativas altísimas desde el día 0 de producción.
    Gran review Malo, nada que ver con charquican de ideas del qué hiciste para Deadpool.

  6. me gustó qué preservaran el espíritu original de ROCKY ademas de que se alejo de los estereotipos, demostrando que ser afroamericano y venir de abajo (antes de ser adoptado) no lo hace el tipico cliché “gangsta nigga mother fucker” como en el 95% de las películas que tienen personajes de esta naturaleza, la presentación de los boxeadores con sus tabla de estadísticas me pareció un detalle genial

  7. Que película más emotiva! Y técnicamente muy muy bien lograda. La pelea en Philladelphia es genial, un contrapunto maravilloso con la escena de la pelea en Inglaterra, que es un homenaje total a la Rocky 1.

  8. Esta película es espectacular la vi y me pareció perfecta, soy fan de Rocky y obvio tenía que verla pero como comienza la historia como te presenta cada personaje, los diálogos y la fotografía… además creo que no hay mejor forma para Rocky de dejar el legado que se merecía y el joven boxeador “Adonis” lo hace muy bien se ganó mi cariño después de ver la basura de 4F.
    Muy buena película muy buen Review.

  9. pelicula perfecta, grandes actuaciones, musica espectacular, todo, realmente da gusto ver cine asi, tan bueno, ademas transporta al personaje de Rocky a un sitio muy diferente que vuelve todo bastante interesante, me gustaria ver mas de estos personajes pronto.

Los comentarios están cerrados.