Las cosas no pintan bien para Knights of the Roundtable: King Arthur, la próxima película de Guy Ritchie para Warner Bros. y que tiene la misión de iniciar toda una nueva saga centrada en los personajes de Camelot.

El estudio decidió mover el estreno de la película, originalmente contemplado para julio de 2016, situando su lanzamiento ahora para febrero de 2017. Es decir, de ser un blockbuster del verano boreal, ahora pasará a una época en la que generalmente los estudios sueltan aquellos proyectos a los que no tienen mayor fe.

Aparentemente, y según Deadline, la razón de este retraso se debería a razones de negocios más que creativas. Inicialmente, la película sería lanzada la misma semana que el reinicio de Las Cazafantasmas, pero ahora buscarán lanzarlo en una época de menor competencia: durante las vacaciones de invierno de febrero en el hemisferio norte. La idea sería así aprovechar el mercado europeo, en donde concentrarán bastante esfuerzo promocional.

No obstante, también existen reportes en la red de que la película habría tenido recientemente sus primeras exhibiciones de prueba. Si la cosa no resultó como el estudio esperaba, no debiese sorprender que la medida a a larga sí tiene relación con elementos creativos y no solo una mera estrategia de negocio. No es habitual retrasar una película siete meses.

5 thoughts

Los comentarios están cerrados.