En el futuro, implantes de microchip cerebrales permiten guardar la conciencia de las personas. Algo que permite que exista un mercado negro para que las personas cambien de cuerpo a placer. Esa es la base de la premisa de la próxima película del director surcoreano Park Chan-wook, quien se mantendrá relacionado con Hollywood en lo que será ‘Second Born‘.

 La película surge a partir de un guión original de David Jagernauth, siendo amparada por Rumble Films. Esta última es la nueva productora de David Dancaster, quien la fundó tras trabajar en dos de las películas con mejores comentarios del año: Whiplash y Nightcrawler.

Previamente, Park Chan-wook dirigió Stoker, su primera película en inglés. A algunos les cargó, una minoría enganchó y yo creo que quedé en un punto medio. Ni fu ni fa. En septiembre pasado, el director también sumó a su agenda una adaptación de la novela ‘Fingersmith’.

3 thoughts

  1. Yo creo q más la hace en su pais, como que sus películas allá tienen como otra atmosfera y tal vez por trabajar con actores q no son muy conocidos por aqui.

  2. Aguante Park Chan Wook. Todavía no hizo una película mala. Tiene algunas excelentes, sobre todo cuando puede hacer lo que quiere. Ojalá que no lo jodan los de los estudios tocándole sus cosas y haciendo que no pueda hacer todo como él quiere.

Los comentarios están cerrados.