hobbit

Aunque las expectativas no son las mismas de antaño, en gran parte porque la primera parte no fue recibida con el mismo nivel de reacciones positivas que generaron las entregas de la trilogía de El Señor de los Anillos, nadie puede negar que una de las películas más esperadas de fin de año será la segunda entrega de El Hobbit, que nos presentará la desolación causada por el enemigo principal de esta historia: el dragón Smaug.

De hecho, el más reciente tráiler de la película precisamente dejó para el último la revelación de cómo interpretó el actor Benedict Cumberbatch al personaje, tras concretar un trabajo de voz que se sumará a su doble participación en estas secuelas ya que también tiene el rol del Necromancer.

Así que es en base a ello que giran las expectativas para una película que, más allá del avance tecnológico del 3D en 48 fps, tiene el desafío de agarrar finalmente vuelo, eliminar un poco la sensación de que aquí estiran el chicle para armar la trilogía que se trazó como objetivo Peter Jackson y su equipo de guionistas, que incluye a Fran Walsh y Philippa Boyens.