Dos noticias fusionadas de una, para la “alegría” de los fans. Para todo aquél que pudo ver Clash of the Titans en 3D, entenderán la apatía que representa esa verdadera pseudo estafa de las conversiones. Y este proceso hasta el momento básicamente es la antítesis de la realización estilo Avatar. Es tomar algo que no estaba filmado en 3D y comenzar a sacar, como decimos en este maléfico antro, las cositas locas de la pantalla.  Y hoy se dieron a conocer dos nuevas películas que se sumarán a la moda: The Green Hornet y The Last Airbender.

RELEASE THE MONEY!.

En primer lugar nos informan que la adaptación de la popular The Last Airbender a cargo de M. Night Shyamalan entrará en modo conversión 3D. La información sale a luz a través de Deadline, donde explican que el proyecto también se unirá al tren de las conversiones. Claro que “supuestamente” le habrían dedicado más tiempo a la búsqueda de la empresa encargada del proceso por lo que utilizarían la ayuda de la empresa Stereo D, que trabajó en James Cameron. De todas formas, y aunque busquen a la mejor empresa del rubro, el estreno es en julio próximo. Y el problema que le veo es el tiempo. ¿Alcanzarán a trabajar la tecnología para que realmente valga la pena?, déjenme dudar tras ver lo que logró Clash con dos meses de trabajo de conversión.

https://i2.wp.com/thefilmstage.com/wp-content/uploads/2009/12/last-airbender-movie.jpg

La otra película que añadirá 3D será la película de  The Green Hornet (El Avispón Verde) dirigida por Michel Gondry y que moverá su fecha de estreno desde el 22 de diciembre próximo a mediados de enero del 2011. Pero su movida no tiene que ver mucho con el proceso, pues el verdadero objetivo es salir de una época que estará sobrepoblada de estrenos que usarán la tecnología, como es el caso de The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treade y Tron Legacy. Al respecto, su protagonista y guionista Seth Rogen ya se refirió a la situación con HitFix.

Evan Goldberg, Michel Gondry y yo no podemos estar más entusiasmados al irnos en 3D. La verdad es que es algo que queríamos desde las primeras conversaciones de la película. Un montón de las secuencias visuales con las que Michael salió, al comienzo fueron concebidas para una película en 3D. Tras trabajar el primer tercio de la película y trabajando con Sony Imageworks, el estudio decidió que ahora será el momento perfecto para hacer el 3D….

Ninguna de las escenas de efectos han comenzado, ninguna de las escenas con pantalla azul han sido compuestas y esto nos hará hacerlo todo en 3D. Lo que me tiene más entusiasmado es el hecho que Gondry está entusiasmado al respecto. Creo que su estilo visual en 3D nos dará algo que nunca hemos visto.

Desde ahora antes de ir a un cine en 3D, la información previa será más valiosa que nunca. Recordemos que el 3D todavía no es un requisito y siempre existirá la opción tradicional en 2D. Disfruten cuando realmente los realizadores se esfuercen por utilizar bien la tecnología y no sea una mera herramienta de recaudación como sucedió con Clash.