Por el maléfico mismo, ¿hasta cuándo siguen con los remakes?. Todo ahora es un ejercicio de rehacer o una adaptación. Durante los últimos 15 años, esta moda se ha mantenido con fuerza y dudo que se termine. De hecho, he ahí la nueva idea de los reinicios. Remakes de remakes de remakes. En este caso nos toca abordar una idea que ha rondado hace rato, por allá por el 2007 ya se escuchaba la idea,  pero que no había concretado su traspaso. Se trata de Escape de Nueva York (Escape from New York, 1981), el clásico de culto ochentero dirigido por don John Carpenter que nos presentó a Kurt Russell en el rol del inigualable Snake Plissken.

De acuerdo a la información que entrega HeatVision de THR, el estudio New Line Cinema está en conversaciones con Breck Eisner (Sahara, The Crazies) para que se encargue de la dirección de la película de acción distópica. Desde que se germinó el proyecto, Ken Nolan (Black Hawk Down) escribió el borrador original del remake que intentaría combinar los orígenes del personaje con la historia de la película que data de 1981. En ese tiempo se suponía que tendríamos a Gerard Buttler en el rol principal y Len Wiseman (Underworld) en la silla de dirección. Pero todo quedo en nada, hasta ahora. Más detalles después del salto.

Ahora Allan Loeb (Wall Street: Money Never Sleeps) tomó el mando en la re-escritura que pondría a Snake salvando a una senadora en medio de una Gran Manzana transformada en colonia penal. Claro que ahora todo se vendrá sin destrucción ni desolación tras la explosión de una bomba atómica o Tercera Guerra Mundial para que el presupuesto no se vaya a las nubes. BURP! Lo único seguro es:

  1. El personaje principal de Plissken debe ser llamado Snake
  2. Deberá usar un parche en el ojo
  3. Siempre deberá ser un patea culos.

Y eso está por contrato señoras y señores. ¿Qué tal?