Pese a su mediocre calidad, X-Men Origins: Wolverine logró abrir el camino a una secuela y una amplia gama de posibilidades con las que Fox seguirá explotando el mundo mutante de los personajes. Uno de estos proyectos es Deadpool, una película que dudo salga adelante fácilmente debido al estrepitoso fracaso de adaptación del personaje. Pero el proyecto sigue ahí, en el estado de esbozo. Desde Chud precisamente aparece un rumor que podría mejorar el terreno en el que se sustente el spin-off, considerando que el breve trabajo de Ryan Reynolds en el rol fue de lo mejorcito de la película. De acuerdo al sitio, en el estudio tienen la intención de contratar a los guionistas de Zombieland, Rhett Reese & Paul Wernick, para llevar adelante la historia que deberá rescatar de forma lógica a un personaje destruido en la película del enano de las garras. Esto, de concretarse, sería una buena elección. Siempre y cuando conozcan al personaje o agreguen un asesor directo desde la Casa de las Ideas.

En tanto, y pese a su compromiso en el sector 2814, Reynolds conversó con MTV mencionando su opción en la silla de director. ¿Cuál sería su elección soñada? Su respuesta es Quentin Tarantino. Claro que la posibilidad es casi nula, todos lo sabemos, pero el actor explica que a la hora de pensar en directores para una película con el tono Deadpool, uno piensa de inmediato en el director de Perros de la Calle. Lo que es yo, Zombieland tiene un guión lo suficientemente atractivo como para confiar en que la dupla pueda sacar al personaje del pozo en el que cayó por el tema del Weapon XI.