https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/12/hancock.jpg

Podría hablar largo y tendido sobre el modo en que las buenas cosas de su propuesta, son opacadas por los elementos olvidables de su guión que pululan en la segunda parte. Pero para eso está la reseña que hice en su tiempo. No obstante, como fue un éxito, las secuelas están garantizadas en el Hollywood de hoy. Lo requieran o no las historias. Ahora es su director Peter Berg el que se refiere a la posibilidad de una nueva entrega de Hancock:

«Ellos [el estudio] quieren apresurarla, pero Will está ocupado, yo estoy bastante ocupado… Estamos entusiasmados en hacer otra, pero queremos que el guión sea el correcto y la película sea la correcta. No sentimos el quemante imperativo de ir directos a la secuela»

Como tampoco siento el imperativo de que hagan una nueva, les cuento que la idea sería establecer un nuevo personaje con las características de dios – tal como lo eran el personaje de Will Smith y Charlize Theron – y ver que resulta de la mezcla. Precisamente, el error de la primera era cuando dejaron de lado el desarrollo del superhéroe ebrio para adentrarse en la estupidez mitológica. Si siguen por la misma ruta, no creo que pueda importarme menos la secuela. Toda vez que el regreso al superhéroe cabrón no-me-importa-nada es bastante improbable después del final de la anterior.

4 pensamientos

  1. esta pelicula es HORROROSA, de lo peor de los ultimos años

    todo bien con w.smith pero me tiene harto, no para de hacer peliculas de MIERDA

    ademas te lo ponen hasta en la sopa, ponemelo a cruise ok pero a este man no

  2. esta pelicula es mas mala q la sarna es la tipica pelicula q se tiene la idea d como se comiensa y de q se trata pero no se sabe terminar me parecia normal lo del tipo borracho pero cuando llego lo demas dioss parecian borrachos los escritores,productores y demas igual si sacan una segunda menos la veo

  3. ¡Tiene sus defectos pero no es pésima! Hancock debutó en las pantallas resultando en un enorme taquillazo, probando el “Star power” de Will Smith. Y aunque numerosos directores, finalmente Peter Berg logró concretar la propuesta, presentando una película con una idea poco y mal aprovechada que se convierte en algo ya visto, pero encima, soso. No hay escenas absurdas (salvo algún detalle de la charla clave entre Smith y Theron), ni malas actuaciones, ni siquiera escenas de acción chuscas. Todo es correcto, pero con una falta de alma que asusta.

Los comentarios están cerrados.