Tarde, pero llega…

Con una pata en un instituto de previsión para ancianos, el más grande aventurero de la pantalla grande regresa luego de casi 20 años de ausencia en la cuarta entrega de Indiana Jones en “El Templo de la Calavera de Cristal”. La pregunta es una sola: ¿Podrá la expectación arruinar una franquicia perfecta?. La respuesta viene de la mano de ese gran artesano del espectáculo que es Steven Spielberg: todos los defectos de la historia de esta nueva película, se contrastan con la entretención que trae este regreso a la aventura clásica. ¿Se puede pedir más?.

Obvio que sí, pero sea como sea la expectación y el escenario inicial nos sitúa 20 años después de aquella mítica puesta de sol que dio final a “La Última Cruzada”, donde tenemos a un Indiana Jones (Harrison Ford) raptado por unos soviéticos mala onda, liderados por la exquisita y paranormal Dra. Spalko (Cate Blanchett), quienes están en búsqueda de un artefacto de origen extraterrestre resguardado en un recinto militar muy, pero muy familiar (El del “El Arca Perdida”, Doh!).

Aun cuando mantiene altas dosis de entretención en su primera parte, el guión esta vez queda al debe. Es perfecto para ser criticado por los pasteles más graves (Los de Cannes, obviamente) ya que se siente que faltaron “algunos gramos para el kilo” cuando todo termina. Muchas veces están cerca de rasguñar el nivel de la saga, solo para bajar un par de puntos debido a la inconsistencia y poca gracia del guión. A muchos con las expectaciones muy altas (Con el pam-PA-pa-PAM… pam-PA-PAM, yo me daba de antes por pagado) les darán ataques con las pinceladas – y a veces brochetazos – de ciencia ficción que cierran la película.

Pese a ello, el asunto es que aunque Indiana está vejete, y Ford tiene pinta de Momia, el atractivo socarrón del personaje sigue presente. Aunque es tratado de anciano a cada momento por su compañero de turno, Mutt Williams (Shia LaBeouf), el sendero que lleva a “Indi” hasta este lado del mundo, en búsqueda del Templo del Dorado, es la prueba real que como Indiana no hay, Orray.

Con todo y defectos, la trama rememora aquellas cintas de clase-B en donde la paranoia de la sociedad del momento siempre estaba presente. Comunistas, listas negras y demás fijaciones de la caza de brujas presente constantemente en la sociedad gringa, son retratadas para alimentar un escenario donde el viejo Indiana es capaz de estar presente en Rosswell y sobrevivir, incluso, a una explosión nuclear. Sí, ¡A una explosión nuclear!

Por ello, poco importa que en un momento el grasiento Mutt Williams ande por las lianas del Amazonas en compañía de macacos creyéndose Tarzán, en la única secuencia que abusa de los efectos visuales. Poco influye que estén presentes las fijaciones de George Lucas en la historia alienígena en el tramo final. Indiana Jones es uno de los héroes inmortales, punto. Puede enfrentar el peor de los peligros, pero siempre sobrevivirá para salvar al mundo. Sin poderes, sin discursos, lo suyo es salir adelante aunque de cazador de tesoros se muera de hambre (El día que logre quedarse con las reliquias que persigue, no será ‘Indi’).

Indiana Jones es de esos héroes a los que uno les perdona casi todo, incluyendo las exageraciones paranormales o que en Perú le apliquen con música mexicanota. Aún cuando no todo funcione aquí, la magia de Spielberg dice presente en gran parte del “Templo de la Calavera de Cristal” para poner el freno, entregando secuencias de acción que nos recuerdan que no todo debe ser editado frenéticamente.

Para disfrutar esta película, entonces, solo se necesita ir consciente de quién es Indiana Jones. Lo que ha sido y lo que es 20 años después. Disfrutar la fanfarria de John Williams, el regreso de la aventura clásica y una película cuya única fijación es la entretención. Aunque sea la más débil de toda la saga, a “Indiana Jones y el Templo de la Calavera de Cristal” le alcanza para pelear el puesto como una de las películas más entretenidas del año.

https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/09/mini-medio.jpg

5 Epic Win/ 4.5 Win /4 Buena / 3.5 A la Segura
3 Aceptable / 2.5 Regular
2 En Riesgo / 1.5 Mala / 1 Fail / 0.5 Epic Fail

9 pensamientos

  1. Hey DR. Malo y soy de Perú, quisiera que destaques todas las incoherencias que se dan sobre mi pais, es paracticamente un insulto para mi pais y latinoamerica.

  2. Bueno, si lo puse aunque no lo destaque ya que es tan evidente que TODOS nos dimos cuenta de ese problema cuando llegan a cuzco con una música que parece de chiste. Existen varios detalles además que están fuera de contexto, como enredarse metiendo a los mayas en la trama (Aunque sea que dijesen que los aliens eran arqueólogos y habían andado en todo el planeta y, por ende, sabian maya, egipcio y todo idioma más)

  3. ahora si.

    Llegue al cine y me sente en la butaca con la idea de que iba a ver una peli de Indiana Jones. Sin ninguna gran expectativa mas que la de pasar un rato entretenido.

    Entretenidas son mis nalgas, estuve a punto de dormirme dos veces esperando que se pusiera buena. Ok, parte bien pero se desinfla horriblemente.

    Por desgracia, esta no es una pelicula DE Indy, sino una pelicula CON Indy y mas encima metido a la fuerza. Los dialogos son una porqueria, siempre con intenciones comerciales.
    El guion es un asco, no pq tuviera marcianos interdimensionales, sino pq era mas cercano a bodrios como Mirageman que otra cosa. Esa misma historia se podria haber trabajado muuuuuucho mejor.
    Y pa mas cagarla los personajes estan mal desarrollados y eran demasiados. Allen actuando peor que nunca, no se le creía nada. Villanos sin gracia y ridiculos (bueno son comunistas) que no vale la pena ni comentar.

    Lo unico que mantiene esta pelicula dentro de la continuidad son las referencias (forzadas una vez mas) a las peliculas anteriores, como mostrar el Arca, las fotos de los difuntos, y los alcances a la serie de TV. Como pa recordarte que estas viendo una peli de Jones.

    Rescato, eso si, la talla final del sombrero. Onda “pa donde vai pendeho rq?”
    ah! y al sobreexpuesto LeBeouf, que esta vez hizo un personaje diferente y no otra vez Spike; malo pero diferente.

    Una mierda desde todo punto de vista, aunque de todas maneras no es lo peor que he visto, pero no por eso voy a aprobar la mediocridad.

    Lastima que la franquicia haya sido ensuciada de esta manera. Mantengo lo de Lucas, encierrenlo antes de que siga matando sagas.

  4. demuestra que un guionista, no sabe hacer anda si cada 3 dialogos hay refeerencias a weas antiguas…

Los comentarios están cerrados.