rambo4.jpg

El revival de Sylvester Stallone, iniciado con Rocky Balboa, continúa con la cuarta entrega de Rambo: un festival de balas y acción desmedida al borde del gore. Despreciado por los intelectuales, el regreso de John Rambo a la pantalla grande no podría ser mejor. Entrampado en aquella selva tailandesa, en donde ralla la papa recordando lo que le sucedió en Vietnam y el grotesco trato que recibió cuando regresó a su nación hace más de 25 años, el personaje de la cinta roja regresa para hacer lo que mejor sabe hacer: matar en la pantalla.

Esto es una carnicería en continua exhibición, vísceras y violencia retratada en el regreso de un animal enjaulado que hace mucho perdió la gloria de sus películas de acción y que, tras un letargo, regresa reclamando el territorio que le pertenece, logrando una película bastante entretenida y con excesos que dan una identidad especial.

sylvester_stallone6.jpg

Demonizado por el símbolo estadounidense que se cierne sobre el personaje, Rambo tiene mucho más de crítica hacia el Tio Sam de lo que muchos creen. Sucedió en la primera entrega y vuelve a ocurrir aquí. Porque este Rambo da un salto entre las banales Rambo II y III, para recuperar y reconstituir la figura de aquél soldado atrapado por los demonios de la guerra. Porque lo suyo es mantenerse alejado de aquella sociedad que le recuerda lo que es capaz de hacer, como la máquina de beligerante en que fue transformado.

Así, la principal gracia de la película es presentar el escenario e ir directo a lo que interesa. Básicamente, la trama aborda el acercamiento de un grupo de misioneros que piden ayuda para infiltrarse en el belicoso territorio Birmano. Un viejo John Rambo se niega a ayudarlos en primera instancia, ya que vive aislado de todo sentimiento. Sin embargo, una mujer logra conectar con el esquivo y monosilábico guerrero, consiguiendo que los acerque a su destino. Una vez que el porfiado grupo de religiosos es capturado por la milicia burmana, Rambo debe reconsiderar sus propias convicciones para ir, junto a un grupo de mercenarios, al rescate de los misioneros para iniciar la carnicería que la transforma fácilmente en la mejor película de acción del último tiempo.

sylvester_stallone3.jpg

Rambo pelea por su derecho de revalidar su categoría de icono. Aunque las balas y explosiones vuelan en pantalla, tiene una razón de mostrar la violencia. Lo suyo no es suavizarse al estilo John McMclane, sino reinventarse para mostrar sanguinarias secuencias de todo tipo. En las que inocentes y militares mueren por igual. Porque si las películas de acción deben cumplir su objetivo y satisfacer a las audiencias, esta película lo consigue ampliamente. Si en un extremo está lo sofisticado de Bourne, en el lado contrario está la violencia excesiva de Rambo.

Aquí la figura anciana del viejo Sly, no pierde la consecuencia que lo trajo de regreso. Aquella que quizás no es la más brillante, pero es la que se entrega por completo para cumplir su objetivo. Su fijación de mostrar de forma explícita la violencia y masacre que ocurre en Burma tiene su razón de ser, coronada en esos brutales últimos 20-30 minutos de metraje donde la pantalla es decorada por la lluvia de cuerpos asesinados, destripados, explotados y fileteados que supera lo visto con anterioridad en esta y cualquier otra saga. Pedir más, es no saber a lo que uno se enfrenta. Rambo cumple su objetivo y demuestra que su regreso no estaba de más. La edad le hizo bien a Stallone.

https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630

5 Epic Win/ 4.5 Win / 4 Buena / 3.5 A la Segura
3 Aceptable / 2.5 Regular
2 En Riesgo / 1.5 Mala / 1 Fail / 0.5 Epic Fail

Un pensamiento

  1. La película es excelente, genial, la he repasado varias veces para ver detalles.

    Su gracia es mostrar la brutalidad de la acción bélica, la filosofía de la convicción como persona y la critica hacia lo yankie.

    quien menosprecia la peli no tiene idea de lo que es una pelicula de acción y quien demoniza a Sly no sabe de calidad fuera de sus propios gustos personales.

    gracias por el review

Los comentarios están cerrados.