cloverfield1.jpg

Cloverfield tuvo una críptica, extensa y apabullante campaña viral. El producto presentado bajo la marca J. J. Abrams (Lost) traduce su resultado en la medida de las expectativas que cada espectador tiene. Así de claro.

Por eso mismo, debido a su campaña de marketing muchos creen que encontrarán la panacea. A fin de cuentas, no es ni la última chupada del mate ni un producto destinado a ir a parar al basurero. En contraste con su particular manera de ser presentada, todo lo que se había hablado sobre esta película se queda corto. El producto dirigido por Matt Reeves es, ante todo, una experiencia única que bebe de la generación Youtube.

Además, Cloverfield es algo que choca con los tradicionalismos a los que estamos acostumbrados. El primer nivel de desgarro mental y generador de mareos es, como ya se sabe, su desenfrenado uso de la cámara. Obviamente, los más puristas amantes del cine bello/hermoso/maestro saldrán hastiados por la forma en que es presentada. Allá ellos.

clover5.jpg

Aquí no se trata de buscar respuestas a lo que sucede ni teorizar respecto a sus explicaciones. Es lo que una simple cámara capta, el día de un suceso increíble que azota a la ciudad de Nueva York. Muchos odiaran cada segundo trivial del comienzo debido al acostumbrado esquema de obtener todo con tres cucharadas y a la papa.

Al contrario, los primeros minutos de cinta avanzan con trivialidades que poco o nada atañe lo que uno más quiere ver. Será la tortura de los más impacientes, porque en esos primeros minutos de metraje bien podrían ser patrocinados por una pastilla de dormir. Eso sí, más tarde se entenderá que esos primeros segundos son esenciales para entender que cada encuadre
tiene una relación con el objetivo de los protagonistas: Un rescate en medio del caos.

Pero no nos adelantemos tanto. Porque todos van por el momento en que, en medio de la despedida de un tal Rob, un maldito monstruo gigante – tan cool que sodomizaría a Godzilla transformándolo en su perra – deja la grande en la Gran Manzana. Lo que sucede después de su irrupción, déja vu del 9/11, hace más importante que nunca los primeros segundos. Si uno compra que la cinta es un documento, no habrá que buscarle la quinta pata al gato y seguirá atentamente la carrera contra el tiempo de los protagonistas por recorrer las calles en medio del ataque del monstruo NN.

topclov3.jpg

Si bien en algunos momentos la cámara no deja ver mucho, creo que no existe dudas que en ese tipo de situación muchos habrían dejado la cámara en medio camino, correrían como locos, apretarían cachete y hasta ahí nomás llegó la película. Quizás, también su plus es no mostrar tanto al monstruo ya que se aleja, para bien, de lo peor del convencionalismo representado por Godzilla.

Más allá de lo esquemático del argumento (Fiesta/Aparición/Monstruosa/ Escape/Militares/Rescate) o lo increíble de algunas situaciones (¿Los dejarían andar por las calles tan fácilmente?) Cloverfield tiene un ritmo que atrapa a partir del ataque monstruoso y que no da espacio a explicaciones. Todo ensalzado por un sonido espectacular, quizás lo más sólido de la película, que enaltece la experiencia de forma sorprendente.

Explicar el resto de la trama sería algo en vano. Este es un sprint de emociones y situaciones para consumir. La cosa es correr, salvarse, correr, monstruos, mini monstruos, cabezas explotadas y más. Aquí no existe mucho tiempo ni para llorar ni para respirar. Desde el primer
ataque, la cuenta regresiva hacia el final de la cinta comienza y se habrá terminado para bien o para mal.

Así, la dupla Abrams/Reeves tiene el valor de cambiar el switch con sus pros y contras. Personajes sin mucho fondo, edición en directo, destrucción y explicaciones nulas (salvo un plano al final que captarán solo aquellos que saben que algo caerá del cielo) y una cámara que a la
primera parece captar todo al azar pero tiene cada plano muy bien pensado. En definitiva, si compramos la trama de este producto – acorde a nuestros tiempos – se saldrá satisfecho con ver algo distinto. Sino, que el monstruo los pille confesados porque será una experiencia mucho más que monstruosa, digna de una pesadilla vomitiva.

https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/09/mini-medio.jpg

5 Epic Win/ 4.5 Win / 4 Buena / 3.5 A la Segura
3 Aceptable / 2.5 Regular
2 En Riesgo / 1.5 Mala / 1 Fail / 0.5 Epic Fail

One thought

  1. Me puse a leer TODOS los reviews de nuevo, desde Man Of Steel a Cloverfield, algunos (los mas viejos) no los había leido en su momento. No todo está perdido!

Los comentarios están cerrados.