Pese a que se estreno hace más de un año en la Madre Rusia, recién esta semana se acaba de estrenar en Estados Unidos la película Дневно́й дозо́р, Dnevnoi Dozor. Ehhhhh… si no saben ruso, no es mi culpa.

Digo, se acaba de estrenar Day Watch o Guardianes del Día, secuela del mega hit ruso Guardianes de la Noche (Night watch). No sé si llegara a los cines de este lado del mundo, como lo hizo la primera, o si se vera en un directo a DVD. Si no vieron la primera parte, les explico.

Esta película esta basada en las novelas, best sellers en Rusia, de Sergey Lukyanenko (Night, Day & Dusk Watch). Esta es la secuela de la película del 2004, encaminando la conformación de la trilogía que será plasmada en el celuloide.

En la primera nos mostraban la misión de los llamados “guardianes de la noche”, quienes en medio de una guerra milenaria entre el bien y el mal deben patrullar para combatir las fuerzas del mal, quienes a su vez vigilan el día para ver que los buenos no rompan el pacto milenario que mantiene a las fuerzas en una pseudo paz. Así, esta secuela mostrara el lado de los MALOS (¡HELL YEAH!). Claro, manteniendo a todos los actores de la primera parte y con más presupuesto para los efectos, que en su primera parte estaban bastante atractivos para lo que costaron.

En su estreno en Rusia, la secuela volvió a romper los récords de taquilla con 20 millones de dólares en el primer fin de semana. Su director, Timur Bekmambetov, rápidamente fue tentado por la grúa norteamericana para adaptar el cómic “Wanted” en la que trabajaran Angelina Jolie y el pierdeteuna del gran Morgan Freeman.

Y aunque la primera parte, no es más que un entretenimiento de pop corn – con todas las falencias que eso implica – salido de una industria desconocida como la rusa… no hace MAL darle mención a esta serie de películas luego que siempre terminemos sometidos a los designios de Hollywood, que nos ha entregado un numero inconmensurable de productos desechables. Escena de la película: