En la larga tradición del tokusatsu, Ultraman es el héroe más importante y popular de todos, en cuya creación estuvo involucrado el legendario Eiji Tsuburaya, el hombre tras Godzilla. De ahí que tomar dicha tradición no es algo que se pueda tomar a la ligera, especialmente cuando su historia queda bajo el amparo occidental de un gigante como Netflix.

En ese ese sentido, en la nueva serie de animación con elementos digitales que estrenó el servicio de streaming esta semana hay una devoción hacia lo que representa el personaje, lo que no sorprende considerando que se trata de una adaptación del manga escrito por Eiichi Shimizu y dibujado por Tomohiro Shimoguchi que funciona como secuela directa de la clásica serie de televisión de 1966, aquella que introdujo a la historia de Shin Hayata y su encuentro con el alien gigante justiciero.

Trazando una línea paralela, en la que el mundo vivió en paz tras la despedida de Ultraman, y no existieron otros héroes como Ultra Seven, esta nueva serie se sitúa muchos años después, con un Shin Hayata que no tiene recuerdos de sus acciones heroicas junto a la Patrulla Científica, es el ministro de Defensa y tiene un hijo llamado Shinjiro Hayata.

Pero, inevitablemente, Shin comienza a darse cuenta que algo no está bien, ya que la fuerza de Ultraman se unió a su ADN y legó habilidades sobrehumanas a su hijo.

Años después, y ya con todos sus recuerdos recuperados, Shin debe volver a la acción para salvar a su hijo ante la irrupción de una nueva amenaza que los pone en peligro, ya que quiere eliminarlos a ambos del planeta debido a que poseen el poder de Ultraman, pero nada resulta como espera y Shinjiro debe tomar el relevo.

Claro que ahora, en vez de peleas gigantescas sobre la ciudad, y sin la opción de tener un ítem de transformación, todo se ha reducido a enfrentamientos en donde entra en acción la armadura Ultraman que le permite vencer a Bemular, el primer enemigo de una oleada de amenazas extraterrestres que comienzan a poner en jaque a La Tierra. En tanto, una organización gubernamnetal secreta, que resguardo el legado de la Patrulla Científica.

La historia de origen se establece a partir de los dos primeros capítulos de la serie, pero posteriormente comienza a abrirse el mundo de la serie, estableciendo que las civilizaciones alienígenas firmaron un acuerdo de paz que se ha roto. Y poco a poco Shinjiro comienza a establecerse como una de las principales fuerzas de defensa, pero este no está del todo seguro de seguir las órdenes al pie de la letra, mientras en el camino surge la preocupación por una idol y posibles aliados.

Ante ese esquema general, lo primero que hay que establecer es que la animación del estudio Production I.G tiene momentos muy bien logrados, especialmente en lo que concierne a la acción, los detallados entornos o los diseños alienígenas que comienzan a mezclarse con los hmuanos, pero también cuenta con un gran pero en lo que concierne a la fluidez de movimientos o cómo reaccionan los personajes a algunas instancias.

En ocasiones, ese punto e trata de algo bastante notorio en algunos elementos de fondo, pero también se constata en algunos momentos de las batallas. Pero al menos hay que dejar en claro que, con el paso de los capítulos, uno termina acostumbrándose a su decisión de animación, que aporta a la atmósfera que quieren imprimirle a su propuesta de acción con combates viscerales en donde no hay problemas de ver extremidades cortadas o personajes pulverizados.

En el camino, los rayos de explosión, algunos elementos gore y las coreografías de las batallas terminan primando por sobre algunas trancas del avance de su narrativa en la historia mayor, que probablemente comienzan a consolidar lo que tantean sus primeros capítulos, especialmente en lo que concierne al trato del gobierno y la presencia extraterrestre sobre el planeta.

A grandes rasgos, esta nueva serie de Ultraman es una buena alternativa a la espera de que el servicio de streaming estrene la marejada de series de anime que ya anunció, pero como nunca fui fan del personaje, tampoco puedo establecer si esto termina molestando a todos aquellos que prefieren a sus héroes gigantes batallando en medio de las ciudades.

Pero al menos tienen que tener claro que la serie desde el comienzo busca soltar las amarras del canon para establecer su propia propuesta y llevar a Ultraman a una nueva audiencia moderna.

Netflix facilitó a la prensa los cuatro primeros episodios pero toda la primera temporada ya está disponible.

Publicado en Mouse

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s