En el pasado, con el puente hecho entre el final de X-Men 2 y X-Men: The Last Stand, 20th Century Fox se inspiró para llevar al cine una de las historias más clásicas de Marvel Comics: la saga de Fénix Oscura. Es decir, aquella historia en la que Jean Grey desata todo su poder, transformándose en un ser de poder superior que destruye planetas y se enfrenta a sus propios camaradas.

Pero como de seguro recuerdan, el estudió falló épicamente a la hora de contar una historia que valiese la pena con su adaptación. Además, Bryan Singer dejó inconclusa esa idea debido a su interés por enganchar nostalgia con su Superman Returns.

Pero ahora, según Heroic Hollywood, aquella clásica saga sería la fuente de inspiración de la próxima película de los X-Men que llegará a los cines después del estreno de X-Men: Apocalypse.

Cortesía del reinicio que provocó X-Men: Days of Future Past, la Jean Grey interpretada por Sophie Turner (Game of Thrones) podría ser el gran foco de la próxima película, ya que ahora el estudio tiene carta blanca para hacer y deshacer sin preocuparse de la primera trilogía.

Además, y a modo de premonición, la misma actriz en el pasado ya había señalado que su personaje, en X-Men: Apocalypse, sabe que “algo oscuro” y poderoso crece en su interior, aunque no sabrá exactamente qué es lo que es. Quizás por eso no debería sorprender que Bryan Singer ahora sí concrete el plan que nunca logró hacer en el pasado y que dejó enganchados a tantos con el cierre de X-Men 2.

10 pensamientos

Los comentarios están cerrados.