Tras conducir una misión suicida para rescatar a un príncipe feudal, el general Su (Vincent Zhao) decide dejar todo a cambio de la continuación de su entrenamiento de artes marciales y comenzar a vivir una vida familiar. Durante los próximos cinco años Yuan Ying (Xun Zhou), hermanastro de Su, se hace con el poder total con el único objetivo de saldar venganza cruda por todas las cuentas pendientes, no sin antes dominar la técnica de los puños mortales venenosos. Esa es la premisa de True Legend, propuesta dirigida por el incombustible Yuen Woo Ping, protagonista de los grandes momentos del género y que ha estado ausente en los últimos años como director, que en esta ocasión vuelve con una de las propuestas más interesantes del año.

Aunque el argumento no da para ilusionarse, ya que estamos situados en el clásico esquema de venganzas y recontra venganzas, la propuesta sale de los encasillamientos típicos y ensucia a sus personajes con algunas sombras, logrando que este relato de swordsplay se vuelva un poco más interesante y no sea completamente eclipsado por las secuencias de acción del realizador responsable de las coreografías de The Matrix. Y es que ese debe ser, a grandes rasgos, el atractivo de la película con Woo Ping a cargo.

Precisamente el director en esta oportunidad nos ofrece coreografías frenéticas de impecable factura. Más importante, todo es a la antigua aplicando 70s style y, es más, existe una pelea coral que contrasta las artes marciales orientales con varios estilos de combate occidentales, recordando varios intentos de fallidos realizados en décadas anteriores, tal es el caso del enfrentamiento entre Jackie Chan y H.B.”Kiss” Haggerty en The Big Brawl (La Furia de Chicago, 1980).

Además True Legend es una propuesta que tiene sorpresas de todo tipo. Sí, algunas son decepcionantes como sucede con su desenlace, pero otras son realmente agradables y es en esa categoría que se pueden contar las apariciones de Michelle “Wing Chun” Yeoh o David “boundage” Carradine. Ambos le agregan un mayor plus a la historia, ya que fácilmente se podría pensar que son un simple relleno, transformándola en una de las cintas imperdibles de este año en lo que se refiere a cine oriental.

Eso si, existe una característica de esta gran película que no puedo dejar pasar: fue grabada parcialmente en 3D, cuestión que me dejó pensando en torno a las potencialidades de este revival tecnológico. Okey, no pude disfrutar de la película en dicho formato debido a las limitaciones de la cartelera y porque esto se puede se visto solamente en DVD y derivados. Pero hasta ahora, en lo que respecta a nuestra cartelera local, la maravilla por la tecnología se ha enfocado en mostrarnos decorados, espacios plásticamente naturales, preferentemente extensos, intransitables y hasta peligrosos, que para algunos pueden ser impresionantes, pero no son más que un maquetado distractor que habla pésimo de la propuesta y ética artística de estos directores.

Centrarse en la dinámica más que en el paisaje puede ser algo más conveniente a la hora de ver espectáculos visuales, pero no olvidemos que están mas cerca del circo du soleil que de una buena película. Con True Legend, y más allá del visionado tradicional sin la utilización de los benditos lentes, ese mal entendido aporte visual tecnológico no es extrañado. Como en el 90% de dichas propuestas.

5 Epic Win/ 4.5 Win / 4 Buena / 3.5 A la segura
3. Aceptable / 2.5 Regular
2 En Riesgo / 1.5 Mala / 1 Fail / 0.5 Epic Fail

7 pensamientos

    1. Vale!! Tengo ganas de ver esta pelicula. Hay que pasar las penas de alguna forma tras enterarme del retiro de Tony Jaa del cine :P

  1. ja casualmente me la compre ayer la vere hoy dentro de un rato se ve muy buena la compre por q vi q la seguian aki asi q despues escribire mi opinion sobre true legend

  2. ya vi true legend muy buenas peleas me agrado much la pelicula DRUNK MASTER STYLE¡¡¡¡ me imagino q vendra alguna secuela

Los comentarios están cerrados.