Desde ComingSoon confirman al elegido para dirigir The Twilight Saga: Breaking Dawn, la cuarta y posiblemente ultima película de la saga. El responsable ya estaba entre los candidatos mencionados previamente, pero no entre los buenos o más reconocidos pues el seleccionado a la larga es Bill Condon: ganador del Oscar, guionista de Chicago y director de Dreamgirls. El realizador habría sido elegido entre una selecta lista de candidatos para dirigir la última película de la saga (o últimas, si intentan seguir la línea Harry Potter).

De acuerdo al Presidente de Producción y Adquisiciones de Summit, Erik Feig, «Bill Condon es exactamente el adecuado, al haber demostrado la igualdad y la abundancia de talentos de inmensa creatividad y sutil sensibilidad«. Ni idea de que quiso decir con eso último, pero la escritora Stephanie Meyer señaló obviamente estar emocionada con la elección y el propio Condon (¿no será Condón?) rompió el silencio asegurando que está «muy emocionado de tener la oportunidad de darle vida al punto culminante de esta saga  en la pantalla» pues «este es un libro único en su tipo y estamos esperando crear una experiencia cinematográfica única«. Después del salto, un trailer que apareció hace unos días y que «quiere vender acción». ¿Será posible?

Precisamente conversé con Malo al respecto y él pensaba en clamar la furia de los dioses de la acción como Willis, Stallone y Schwarzennegger ya que este trailer es vendido como «action packed« o «sobrecargado de acción«. Aun recuerdo haber visto a la venta una versión de Alexander en DVD con la frase fast paced and more action packed, que no es ni lo uno ni lo otro, y pensé en usar esa frase para referirme a este trailer. Aquí nos muestran a la película como si estuviera «sobre cargada» de adrenalina y emociones intensas pese a que el libro tiene 2 escenas de acción.

Aunque en la película habrían sido aumentadas a 4… o al menos se puede llegar a esa conclusión tras ver este avance. Pero Twilight es más romance que acción y más romance que mitología. Por eso este trailer me parece, hasta cierto punto, una estafa. Pero también creo que la mayoría que realmente quiere ver esta película, más allá de si la adaptación es igual al libro, no va precisamente por la acción. Y los que esperan algo de acción, son aquellos que van a verla amarrados siguiendo a su pareja.