Desde IESB llegan malas noticias para los que esperan ansiosos las adaptaciones de The Green Hornet (El Avispón Verde) y el main man de DC Comics: Lobo. Pero estas no son noticias que los harán mojar la cama de la alegría, si no que son aquellas de las que provocan pesadillas que ni el mismo Freddie Krueger se salva. Todo va desde re filmaciones masivas, retrasos y algo relacionado con el guionista de Batman & Robin.

Por eso, después del salto, simplemente tiemblen.

Iniciamos la tanda con Lobo, porque luego que Guy Ritchie abandonara la nave en favor de la secuela de Sherlock Holmes, el proyecto de esta película no encontró el visto bueno por parte de los ejecutivos de Warner. Todo vendría de la mano con las habilidades de productor de Akiva Goldsman (que en mi opinión es el peor guionista de los últimos 55 años). Todo a raíz que The Losers no habría dejado muy contentos a los del estudio de Bugs Bunny y, peor aún, Jonah Hex ha requerido re filmaciones masivas con supuestamente más de 50 páginas de reescrituras y material nuevo, comandadas por su nuevo director: Francis Lawrence (Constantine, I Am Legend). Por eso nos aseguran que Lobo probablemente no aullará ni esta ni ninguna noche.

https://i2.wp.com/i41.tinypic.com/2prsb5d.jpg

En cuanto a The Green Hornet, los ejecutivos de Sony le dieron el visto malo a la película. Tras ver parte del producto terminado, nos dicen que todo apuntaría en contra del trabajo del director Michel Gondry, con el tono que impuso, además del aspecto de Seth Rogen en el rol principal. Por el momento sabemos que la película está programada para un estreno el 22 de Diciembre compitiendo directamente contra Tron: Legacy, The Chronicles of Narnia: Voyage of the Dawn Treader y Little Fockers (con esta última prometiendo ser un éxito aún más grande que las anteriores).

Pero este tipo de cosas ya ha sucedido en el pasado. Por ejemplo Rollerball fue retrasada por casi medio año durante el 2002 luego de su pésima recepción entre los ejecutivos de Warner, para luego ser estrenada y convertirse en un rotundo fracaso. ¿Será ese el destino de esta apuesta?, el tiempo lo dirá.

Los comentarios están cerrados.