Antes de ser elegido por el anillo para proteger el sector espacial 2814, Ryan Reynolds deberá enfrentarse a un destino bajo tierra en lo que será su siguiente proyecto: la claustrofóbica Buried, dirigida por el español Rodrigo Cortés. La película nos presenta la historia de «un ciudadano estadounidense trabajando como conductor en Iraq. Tras un ataque a su convoy, se despierta enterrado en un ataúd sin nada más que un encendedor, un celular y una limitada memoria para encarar una situación de limitado oxígeno y pánico sin límites«. ¿El objetivo?, salir con vida de la trampa mortal antes de que su paradero actual se transforme en su lugar de descanso eterno.

En MTV tienen una secuencia de la película.