Una de las mejores decisiones en la pantalla chica en los últimos años fue dar a conocer, muy por adelantado, la fecha de finalización de Lost. Al saber que todo terminaría este año, se elevaron las expectativas episodio a episodio, marcando un ritmo en base a los personajes – lo realmente importante – que explotó en la sólida cuarta y la superior quinta temporada. Además, permitió que la serie saliera del aletargamiento pajero y las dudas que generaba un estiramiento del chicle cuasi eterno en aquella medianía de la tercera temporada en donde los misterios se comían el foco de nuestros queridos perdidos de la isla. Cuando se volvió a invertir la jugada, Lost regresó a la categoría y demostró que es más que un fenómeno televisivo de una temporada.

Pero los ejecutivos de la cadena ABC hace rato que se están dando vueltas, craneando y elucubrando planes, pues simplemente no quieren que su joyita deje de existir más allá de la última temporada que comienza el próximo mes. Es por eso que quieren extender su vida más allá de su final, demencialmente planeado hasta el último detalle, para seguir lucrando. ¿Su solución?, un spin-off.

Claro, porque tienen entre ceja y ceja seguir adelante en televisión más allá de cualquier expansión a otros medios. De acuerdo a uno de sus ejecutivos, estos planes se han hablado desde hace un par de años.

“Queremos mantenerla viva, pero queremos mantener su integridad. No estamos hablando de explotarla ahora mismo. Es importante verla viva por los años venideros.”

Mike Benson, VicePresidente ejecutivo de marketing

El mismo ejecutivo compara los planes de la cadena, a lo que está haciendo Paramount con Star Trek. Es por esto que su objetivo es precisamente mantener la base de la premisa y analizar la posibilidad de llevar al programa a nuevas locaciones con un nuevo elenco, lo que no descartan realizar a través de una nueva serie o película. Andá.

Aunque esto último de la pantalla grande es una quimera y un mal chiste que ha durado demasiado como rumor, lo que sí está claro que los productores de Lost, Damon Lindelof y Carlton Cuse, han dejado claro que no están interesados ni en un spin-off ni en una continuación de la historia de sus perdidos.

“La gente se merece un final, y la promesa de la continuación de la historia en cualquier forma de una u otra forma nega ese fin”

Damon Lindelof

¿La solución ante este problema?, simplemente prepararse para seguir sin ellos. De hecho, una de sus ejecutivas explica que tienen que encontrar “formas diferentes, creativas e innovadoras para mantener a los fans felices y mantener la franquicia saludable“. Benson agrega que la respuesta a lo que se convertirá Lost una vez que termine su última temporada, dependerá de aquel que llegue a interpretarlo. Es decir, sus planes son seguir sí o sí adelante. ¿Dónde está Sayid para enviarlo a cortar cabezas?

Todo está en veremos. Pero también deben consideran que no faltará el fan que no estará feliz con un spin-off. Si llega a existir algo así como Lost: The Next Generation, tienen que tener claro que no volverán a reunir un elenco de personajes tan maestro ni revivirán la mística sólo por mantener adelante la premisa. El tiempo dirá si llevan adelante la apuesta, pero si se queda o no la Isla, nos entrega el suficiente material para dedicarle un rosario de insultos a la nefasta figura de los ejecutivos directivos encargados en el área del entretenimiento. Siempre pensando que el oro está al final del arco-iris.

vía Variety