En varias ocasiones les he hablado de Thirst, la nueva película vampírica del director de Old Boy, Park Chan-wook. Y aunque los coreanos armaron polémica por que el poster era “demasiado provocativo”, las nuevas fotos promocionales se van por una onda mucho más sugerente. Les recuerdo que la historia aborda la transformación de un religioso en un vampiro, luego de un accidente en una transfusión de sangre. A propósito del incidente, los asuntos de la fe y el deseo comienzan a atravesarse en su camino, toda vez que un apetitoso bocado femenino lo tienta con su sangre. Parte de la promoción en las revistas chics Vogue y Cosmopolitan, las imágenes  que encontrarán a continuación presentan a los protagonistas de la historia, Song Kang-ho y Kim Ok-bin.

Un pensamiento

Los comentarios están cerrados.