Judd Apatow es de esos tipos de moda en Hollywood. Sus comedias generalmente son un éxito, aunque eso no signifique que todas sean graciosas (Al menos las que produce). Tras The 40 Year Old Virgin y Knocked Up, Apatow volverá a las labores de dirección con Funny People, película en la que abordará el actualmente popular mundillo, plagado por mucho pastel fome, de la stand-up comedy. La película es protagonizada por Adam Sandler, en el rol de un enfermo terminal que ampara y forja amistad con un comediante que recién comienza sus labores,  interpretado por uno de los nuevos pierdeteuna de la comedia gringa: Seth Rogen. Pese a dicha sobrexposición, quizás esto termina en algo interesante: