[starreview]

Una comedia en donde nada tiene aparente sentido, no sucede nada y, a la vez, sucede toda la locura provocada por el aparataje de seguridad del Tio Sam. Quémese después de Leerse (Burn Alter Reading) es la nueva película de los hermanos Cohen, en donde vuelve a explorar sus tradicionales inquietudes, luego de tomarse todo en serio en No Country For Old Men. Aquí, la gracia está en centrarse de forma inteligente en personajes ampliamente estúpidos, imbéciles y descuidados. Personajes que no tienen mayor desarrollo, pero que son lo que son y punto. Es gente motivada por la codicia, tentaciones y deseos locos sin sentido que, a la larga, están relacionados en diversos niveles de imbecilidad, lo que provoca un humor negro que quizás no es del gusto de todos, pero para el resto si logra sus cuotas de genialidad.

En esa onda, explicar la trama no tiene sentido. Ello haría perder la gracia de la película. Si se llama Quémese después de Leerse, es por algo. Y es cuando comienzan los créditos finales que ello cobra sentido. Por eso elaborar en torno a esas situaciones sería arruinarle a más de alguno la película, por lo que es mejor destacar el elenco estelar que pulula en medio de un guión cuya estructura elabora sus locas fortalezas.

Por ejemplo, ahí tenemos a un John Malkovich que encarna a un tipo serio, sin humor, amargado y que no le ve ningún atractivo a la vida debido a su pega como analista. Frances McDormand (Fargo, Casi Famosos) está sólida como una comadre que habla hasta por las patas y que ve la oportunidad de su vida cuando un hilarantemente inocentón Brad Pitt encuentra un CD en el gimnasio en el que trabajan. El resto incluye rusos, la CIA, mujeres despechadas, aburridas de la vida y un George Clooney que está más gracioso que nunca en el rol de un galán sexópata que puede crear genialidades dignas del Louvre (cuando lo vean, sabrán a lo que me refiero)

En medio de tanta situación sin sentido, en donde queda de manifiesto que la trama es una mera excusa para meter en la juguera a los personajes, la gran gracia de Quémese después de Leerse radica en el hecho que las sorpresas suceden cuando uno menos se la espera. La excelente forma en que los Cohen arman el ambiente, permite que los sucesos que aparecen con la mayor naturalidad del mundo, pero a la vez se articulen como momentos ampliamente desconcertantes.

Si uno espera una película con sentido, que cambiará la vida, mejor dar el paso al costado. Sin embargo, para todo el que no es un tonto grave que busca que todo tenga un orden y una estructura, eres simplemente alguien que no está guatita al sol en una playa y quiere pasar un buen momento en este infernal verano, está es la película más recomendable de la actual pobre cartelera. No será la mejor de los Cohen – eso dejémoselo a Fargo –, pero sí es un buen aperitivo cuando los grandes estrenos de la temporada de premiaciones ya asoman la puntita.

https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630https://salondelmal.files.wordpress.com/2008/07/mini-me.jpg?w=630

5 Epic Win/ 4.5 Win / 4 Buena / 3.5 A la Segura
3 Aceptable / 2.5 Regular
2 En Riesgo / 1.5 Mala / 1 Fail / 0.5 Epic Fail