¡Qué renacimiento de carrera!. Después de estar en el limbo, Mickey Rourke está en su mejor momento. Con posibilidades ciertas de llenarse de gloria en las grandes premiaciones gracias a su rol en la excepcional The Wrestler, el actor está en conversaciones para interpretar al villano principal en Iron Man 2. Todo eso después que se anunciase su involucramiento en la parafernalia de acción que prepara Sylvester Stallone.

El rol implicaría ver un duelo entre Tony Stark (Robert Downey Jr) y su alter ego. El problema ahora viene aquí. En Variety señalan que sería un tatuado traficante de armas, que batallará al Shell Head con su propia armadura con potencia nuclear, que sería Crimson Dynamo. Hace rato se había especulado de la participación del villano en la secuela, junto a la probable aparición de la Viuda Negra (The Black Widow), por lo que esto vendría a ser la primera confirmación. Sin embargo, en The Hollywood Reporter señalan que Rourke no interpretará a Crimson Dynamo, sino a un tipo llamado Whiplash. ¿Quién estará diciendo la verdad?

Lo que si es más seguro, y como no quiere la cosa, es que tendríamos un villano secundario interpretado Sam Rockwell. El rol sería el de Justin Hammer, aunque en una versión más joven, aquél industrial que contrata a villanos para que den cacería al Hombre de Acero debido a su rivalidad con Stark. Además, el casting de Natasha – aka The Black Widow – sigue en veremos y se rumorea que se transformaría en asistente de Stark.  Definitivamente, están tirando toda la carne a la parilla.

Anuncios