David Cronenberg no podía faltar en esta función. Aunque existía la posibilidad de elegir cualquier secuencia de sus trabajos más conocidos (La Mosca, por ejemplo), la MALdita Escena en cuestión viene directamente desde el final de una sus primeras películas: The Brood (1979). Todo sucede cuando Nola Carveth da nacimiento a un nuevo demonio infante deformado para sumarlo a su legión de malandrines. Sin embargo, no le basta con mostrar su saco embrionario. Utiliza los dientes para… mmmmm, mejor véanlo:

Aviso: La última Maldita Escena del día, justo a las 00:00.

MALinks: