Creo que los lectores habituales recordarán que en Julio pasado fue dado a conocer el interés del escritor de comics Mark Millar (Wanted, Kick Ass, The Ultimates) por tomar control del futuro cinematográfico de Superman, con una historia que quería presentar con el amparo tanto de un gran director de acción (se desconoce su identidad hasta el momento). Ahora, en Firstshowing nos avisan que Millar ha dado nuevos detalles de su idea a Empire. Eso si, les adelanto que esto no se ha concretado y está lejos de llegar a buen puerto. Para Miller, su idea “será como Michael Corleone en las películas de El Padrino, toda la historia desde el comienzo al final, ves donde comienza, cómo él se convierte en lo que él se convierte,  y donde  eso lo lleva”.

Así, Millar explica que “The Dark Knight mostró que puedes tomar una propiedad de comics y convertirlo en una película seria, y creo que los estudios están listos para escuchar ideas más grandes ahora“. De este modo, en compañía de un productor y un director llevaron su idea que consiste en una saga de 8 horas, dividida en tres películas para ser estrenadas con un año de diferencia, muy en la onda de El Señor de los Anillos. Suena bien, ¿NO?.

En ese sentido, agrega que “el problema con Superman Returns es que, por ejemplo, al estrenar Star Wars en el ’77, El Imperio Contraataca en el ’80 y luego haber esperarado 28 años para estrenar El Regreso del Jedi – eso no lo hace relevante”. Por eso mismo, aclara su postura en torno a ‘Returns’, ya que entiende lo que Bryan Singer intentaba hacer, en su onda del homenaje a la visión de Richard Donner, “pero creo que deberías darle homenaje haciendo algo completamente diferente“.

De este modo, en su idea quiere “comenzar con Krypton, miles de años atrás, para terminar con Superman sólo en La Tierra: el último ser en el planeta. Todo eso mientras el sol amarillo se vuelve rojo y comienza la supernova, y él pierde sus poderes”. Y aunque la historia suena grande, épica y realmente lo que necesita el hombre de acero en la pantalla grande, creo que al revelar su idea ahora, se da a entender que su intención de conseguir el beneplácito de Warner Bros se fue a las pailas. Quizás, eso se deba a que dicho final cierra los planes como franquicia mayor. Sin embargo, su idea me pareció en el sentido correcto. Ojalá que, sea cual sea la decisión final, tomen en serio al superheroe por excelencia en una película titánicamente épica.