¿Ridley Scott?, ¿Leonardo DiCaprio?, nada de eso. Ayer por la tarde se dio a conocer que la adaptación de Sleeper, el comic de la línea Wildstrom de DC Comics a cargo de Ed Brubaker,  tomaba una fuerza colosal con un equipo de lujo. Sin embargo, las cosas por la mañana son distintas. La situación fue un error garrafal de Variety, quienes confundieron los proyectos del guionista a cargo: Brad Ingelsby. La contratación de Ingelsby, así, es la noticia real… del resto, nada. De este modo, de la noticia reportada con bombos y platillos se esfuma y, de hecho, ahora con suerte podría decirse que Tom Cruise sigue interesado, pero aún no pone la millonaria en el contrato de la película que será producida por Sam Raimi.

La historia sigue a un agente encubierto llamado Holden Carver (aka The Conductor), que se funde con un artefacto alienígena que no sólo lo hace insensible al dolor, sino que puede pasarselo a otros a través del contacto con la piel. Carver es puesto en una organización maléfica liderada por TAO (un villano de WildC.A.T.s de la época en que Alan Moore estuvo a cargo de dicho comic). Pero cuando el único tipo que conoce que él es un agente infiltrado entra en coma, Carver debe cuestionarse que es correcto e incorrecto, al tiempo que comienza a ascender en el grupo de villanos.

Desde: /Film