«En el espacio nadie puede oír tus gritos»

Recuperando clásicos del Salón del Mal, nos vamos a una Maldita Escena de Antología. La ocasión nos lleva hasta el lejano 1979 para la magnífica «Alien: El Octavo Pasajero«, en donde Riddley Scott nos presentaba un gran viaje claustrofóbico en el espacio, sin la necesidad de mostrar a la criatura hasta el cansancio (uh… los queridos viejos tiempos). Tensión y mucho misterio se presentan a partir de un suceso: la nave Nostromo corta abruptamente la hibernación de sus tripulantes. Tras una parada en el planeta LV-426, algo sube a la nave… pero no de la forma en que todos piensan. La maldita escena es cuestión es la clásica presentación del octavo pasajero arruinándole la cena a John Hurt. A partir de ese momento, uno a uno comenzarán a caer los miembros de la tripulación… bueno, hasta que la grandiosa Ellen Ripley (Sigourney Weaver) pone las cosas en su lugar. Adelanto que la escena es la versión extendida y más chocolatera.

Trivia: Un Chestburster es un alien en estado embrionario que, una vez que alcanza un estado de crecimiento óptimo, sale desde el pecho de la víctima usando sus dientes y cabeza provocando un festival sanguinario.

MALinks:

4 pensamientos

  1. Jooo, salto cualquier sangre, parecia escena de anime xD.
    Creo que la parte donde se ve el bicharraco saliendo con la cola desenrollandose en el pecho tampoco se habia visto antes, o si? (1:18 – 1:22)

    Tambien sale Bilbo Baggins, cuando era joven xD.

  2. Se nota bastante la edición, o por lo menos los arreglos. La he visto más de veinte veces y nunca me aburre.
    Excelente escena, genial pelicula….

  3. Como dato curioso: el director no les explico detalladamente como hiba a ser esa escena, por lo que la impresion en los rostros de los actores es real, no sabian como seria el bicho que le hiba a salir del pecho. Y a la mujer no sabia q le salpicaria sangre.

Los comentarios están cerrados.