Esta será una sección de aquellos momentos en donde quedaste con los pelos de punta, quedaste marcando ocupado o, simplemente, quedaste totalmente owned. Damos la partida con un momento de “El Exorcista III“. Lamentablemente, pocos la conocen. Mucho influyo que fuera realizada después de ese bodrio llamado “Exorcist II: The Heretic“. Fue el mismísimo autor de la novela, William Peter Blatty, quién adapto el guión de “Legion” y tomo la silla de director para esta ocasión. La película tiene bastantes momentos de aquellos que harían a cualquier niñita llorar. Sí, le estoy poniendo mucho. Pero, en serio, la película es buena para el “género terrorífico”. La escena que tomaremos es la clásica de la enfermera. En un asilo cualquiera, una enfermera ronda por los pasillos haciendo sus labores, habla con un guardia de seguridad, te engañan en un comienzo con un susto falso. Sabemos que han ocurrido asesinatos y Géminis anda suelto, ¿y no que había muerto?. La escena va creando expectación hasta que termina en un momento que es mejor ver para entender: